Divertirse… ¿en el trabajo? ? Las 5 Razones

by | Jul 24, 2020 | desarrollo profesional, emprendimiento, productividad

Esa historia que viste en la televisión, que leíste en el periódico, que te llego en un grupo de WhatsApp o compartió un amigo tuyo en redes sociales, no es la realidad, es más bien una interpretación. Es la visión de alguien que está interesado en que pienses de determinada manera. No quiere decir que sea bueno o malo, tampoco que sea mentira. Es más, puede estar basada en hechos reales, incluso puede ser verdad. Pero hasta la verdad puede estar incompleta.

 

Nuestra sociedad está completamente polarizada y es víctima del análisis apresurado, porque nadie tiene tiempo de considerar varios puntos de vista. La mayoría de las personas se han formado una idea de lo que es la política, la justicia, la educación, el éxito, el trabajo y prácticamente todo lo que da forma a nuestra existencia: Si es capitalista tiene que ser malo, si es socialista tiene que ser flojo, si estudió en escuela privada, entonces es una persona educada, si es mexicano come picante, si es de marca es de buen gusto, si tiene mucho followers es muy creativo y si esta publicado en un libro, entonces es cierto. Afortunadamente el mundo no es blanco y negro, y la decisión nunca es así de simple.

 

La expansión de las plataformas de comunicación han dado cabida a varios puntos de vista en todos los ordenes de la vida. La participación de muchas más voces continúa creciendo, tanto que hay conceptos que se han quedado obsoletos. Es un buen momento para reconsiderar ideas, desafiarlas y ponerlas al día. 

 

Las 5 razones de esta semana invitan a redefinir el trabajo, a olvidarnos de la interpretación tradicional y limitada que lo acota a la manera en que nos ganamos la vida, y reemplazarla con algo más integral y emocionante. Algo que enmarque al trabajo no solo como algo que hacemos de lunes a viernes o lo que paga las cuentas, o incluso como el lugar donde dejamos de ser nosotros. El trabajo también puede ser una extensión de nuestros valores, intereses y puntos de vista. Puede ser, además, nuestra propia aportación al progreso colectivo y nuestra manera de dejar un legado. Puede definirnos a nosotros y de esa manera, aportar valor a nuestro entorno.

 

 

Estos son 5 elementos que definen al trabajo que aporta valor:

 

1.- Hacer algo que te apasione. 

 

Hacer algo que nos apasione es vital para agregar valor a nuestra red de contactos. Cuando hacemos algo que nos entusiasma estamos más dispuestos a invertir tiempo en ello y hacer lo que sea necesario para mejorar y compartir el fruto de nuestro trabajo.

No todas las actividades de un oficio tienen que ser emocionantes, pero todas tienen que contribuir al resultado de algo grande que nos haga sentir orgullosos y con ganas de regresar.
 

 

2.- Evaluar tus resultados constantemente.

 

Cuando evaluamos nuestro desempeño y nuestros resultados, nos hacen mejor en cualquier práctica que llevemos. Es muy importante saber si estamos mejorando. Por pequeño que sea el avance, es un reconocimiento al esfuerzo.

Tener objetivos a corto, mediano y largo plazo, así como evaluaciones periódicas contribuyen de manera definitiva al mejoramiento de nuestro desempeño. Es imposible agregar valor de manera constante si no sabemos como evaluar nuestras actividades.

 

 

3.- Colaborar con profesionales en varios niveles y disciplinas. 

 

Colaborar, al mismo tiempo que nos empuja a mejorar, nos da la oportunidad de instruir a personas que tengan menos experiencia.
Nadie es el mejor en todo, la colaboración es la mejor manera de completar una visión o proyecto y dejar huella.
 
Mujer sonríe frente a su laptop

Photo by Andrea Piacquadio from Pexels

 

4.- Ayudar a otras personas a conseguir sus objetivos.

 

“Puedes conseguir cualquier cosa que quieras en la vida, si ayudas a las personas a conseguir lo que ellos quieren”. Zig Ziglar. 
 
Estar bien remunerado es muy importante, pero el mejor pago que puedes recibir por tu trabajo es tocar muchas manos con él, y ayudarlos a conseguir sus sueños con tus productos o servicios.
 

 

5.- Diviértete en el trabajo. 

 

El trabajo no tiene por qué ser un monstruo que te robe la energía, en realidad puede ser todo lo contrario. Cuando te diviertes en el trabajo eres más creativo, eficiente y compartido. El buen humor es contagioso, si haces un trabajo que te ponga de buenas, muy pronto estarás compartiendo esa vibras con todo el mundo.


 

Para mí es triste, pero conozco muy pocas personas que ven su trabajo como parte de su personalidad. Ellos no lo asumen, pero su trabajo – a pesar de que no los apasiona – también dice mucho de quiénes son. Cuando haces algo que disfrutas faltan horas en el día para estudiar y aprender más sobre ese tema. Te recomiendo escuchar el programa en el que reseñamos La Semana Laboral de 4 Horas de Tim Ferriss.

Cuando tu trabajo te apasiona quieres estar al día, hacerlo lo mejor posible y compartirlo con todo el mundo. ¿Tú, trabajas en lo que te apasiona? Mándame tus comentarios aquí o a través de nuestras redes.

 

Si te gustan Las 5 Razones y otras del blog, compártelas con tus contactos y en tus redes sociales, te lo agradeceremos, y esperamos que ellos también ?

 

También te podría gustar: