Encuentra a tu mentor perfecto en 4 pasos

by | Mar 30, 2023 | desarrollo profesional, emprendimiento, Transformación profesional

Cuando necesitas un consejo porque vas a tomar una decisión importante, ¿quién te aconseja? Cuando Mark Zuckerberg, el dueño de Facebook tenía un problema le pedía un consejo a Steve Jobs, el dueño de Apple. Bill Gates, dueño de Microsoft y uno de los hombres más ricos del mundo consulta muchas decisiones con Warrent Buffet, el mejor inversionista de todos los tiempos.  Estos son ejemplos, que dejan claro que no importa cuánto sabes, cuánto éxito has tenido o la posición que tienes, siempre hay alguien que puede ayudarte a mejorar y potenciar tu talento a niveles que tú solo no puedes hacer. 

 

(Versión en video)

 

Esa persona, es un mentor. Todas las personas exitosas del mundo han tenido por lo menos uno.  

 

Encontrarlo puede ser algo natural, puede ser tu jefe, un profesor, un compañero en la oficina o alguien cercano al que le consultes algunas cosas, pero lo más probable es que para encontrar al mentor perfecto tengas que ser proactivo, y trabajar un poquito.  

 

Bienvenido a inconfundibleMENTE, soy Julio Muñiz, estoy convencido que, si quiero utilizar todo mi talento, tengo que pedir ayuda, es decir tengo que trabajar con un mentor.  

 

 

Encontrat a tu mentor

 

Algunas veces encontrarlo no es tan natural como quisiéramos, pero se facilita mucho si tú das el primer paso.  Cuando termine este programa vas a saber qué cosas tienes que hacer para encontrar al menor perfecto y así desarrollar mucho más tus talentos y habilidades.   

 

Antes de seguir adelante quiero definir qué es un mentor, qué hace y cuáles son los beneficios de tener uno o varios. Porque sin esta información, es imposible entender qué tienes que hacer para encontrar al mentor perfecto. 

 

De manera muy sencilla podemos decir que un mentor es una persona con experiencia, que brinda orientación y asesoría a una persona menos experimentada. 
El elemento clave, es que el mentor tiene más conocimientos y está dispuesto a compartirlos, para que el mentee o aprendiz, evite errores, ahorre tiempo y aproveche mejor sus habilidades. 

 


El papel del mentor lo podemos comparar con el de un entrenador deportivo porque, entre otras cosas, puede inspirar, motivar, brindar conocimiento adicional, ofrecer una perspectiva diferente, identificar oportunidades que el aprendiz no ve. Y algo muy especial, para mí esto es de lo más importante, un mentor te ayuda a desarrollar tu talento más de lo que tú puedes hacerlo solo. 
El mentor es la persona que te convence que puedes hacer más y mejorar incluso cuando tú crees que ya lo diste todo.  

 

Por todo esto, es evidente que si quieres avanzar profesionalmente, hacer más conexiones o más relevantes, tener información más detallada de tu negocio, evitar o superar algunos obstáculos, y generar o potenciar más oportunidades, lo que necesitas es encontrar al mentor perfecto. 

 

 

Cómo se consigue al mentor perfecto 

 

Para conseguir al mentor perfecto no hay una formula oficial, como no hay para nada en la vida. Para algunas personas es algo muy natural que se da desde la escuela, con algún profesor, o en la oficina con un jefe o un compañero con más experiencia con el que tienen mucha confianza para consultar algunas decisiones importantes.  

 

Pero yo creo, que para encontrar el mentor perfecto casi siempre es necesario ser proactivo, poner manos a la obra y buscar a la persona ideal. Lo que voy a compartir es una guía que puedes seguir, pero al final dependerá mucho de tu personalidad y necesidades lo que tengas que hacer.

 Así que no tengas miedo en cambiar lo que sientes que no te funciona, y organiza un plan hecho a la medida de lo que necesitas.  

  

 

Paso 1: Define muy bien qué tipo de ayuda necesitas en este momento 

 

Conseguir un mentor está alineado con tus necesidades de crecimiento profesional. Por eso, lo primero que tienes que saber es qué necesitas, hasta el más mínimo detalle. Si quieres dejar tu trabajo para empezar un negocio, necesitas trabajar con alguien haya hecho exactamente lo mismo. De la misma manera si quieres buscar una oportunidad en el extranjero, crecer tu negocio, buscar un ascenso o cualquier otro objetivo tienes que buscar a alguien que tenga experiencia en una situación similar.  

 

Hay personas muy exitosas en los negocios, pero no saben cómo crecer dentro de una oficina, por eso, si la persona no tiene experiencia en lo que tú necesitas, tal vez puede ayudarte, pero no puede ser tu mentor perfecto.  

 

Paso 2: Haz una lista de posibles candidatos 

 

Tu mentor perfecto no tiene que ser la persona más reconocida en la industria, tiene que ser la que esté más cercana a las oportunidades que tienes ahora mismo. Una vez que sabes qué habilidades necesitas corregir o potenciar, y qué experiencia necesita tener tu mentor. Haz una lista de personas que hayan pasado por eso y hoy estén en una situación mejor de la que tú tienes. 

 

Tu mentor no tiene que ser el súper ejecutivo o el empresario más exitoso. En algún momento pueden llegar a ser, si es lo que te conviene y necesitas, pero por el momento tu mentor perfecto tiene que ser alguien que tenga información fresca y útil sobre la situación en la que te encuentras. No te preocupes si los candidatos apenas tienen unos años más de experiencia, lo que realmente importa es que sus consejos sean reales y aplicables a tu situación actual.  

 

Piensa en la gente que tienes cercana, pero no te limites, abre tu búsqueda a las redes sociales profesionales. LinkedIn es buenísima para buscar mentores, también los eventos de networking son buenas oportunidades. Estás buscando a la persona que puede ayudarte a conseguir cosas extraordinarias, así que no tengas miedo en hacer cosas diferentes para encontrarlo.  

 

Las personas exitosas no hacen las cosas como los demás, así que piensa fuera de la caja, quién puede ser y cómo puedes encontrarlo.  

 

 

Paso 3: Organiza oportunidades para conocerlo y que te conozca 

 

A menudo, la relación con un mentor se convierte en una relación personal. Puedes admirar a alguien por sus logros porque ha conseguido las cosas que tú quieres alcanzar, pero eso no es suficiente para considerar a alguien como un posible mentor.  

 

Imagina que vas a pasar mucho tiempo trabajando con esa persona, vas a recibir ideas y consejos para hacer las cosas, ¿quieres aprender a hacer negocios como los hace alguien con quien no compartes valores? Imagínate que esa persona que tú ves muy exitoso en la oficina no respeta a su equipo, ¿quieres pasar tiempo y aprender de él? Yo digo que no vale la pena. 

 

Antes de pedir a alguien que sea tu mentor, provoca varias oportunidades para platicar y conocerse a fondo. Ve si sientes algún tipo de conexión más allá del respeto o admiración por su trabajo. Cuando te reúnas con él, observa muy bien si te escucha con atención, si comparte sus puntos de vista, si es buen conversador, si se interesa en tu trabajo y si ha tenido mentores.  

 

Así como hay muchos atletas exitosísimos que nunca se pueden convertir en entrenadores, también hay ejecutivos y emprendedores muy buenos que no pueden ser mentores. Perdón que insista, pero estás buscando a alguien que puede ayudarte a crecer profesionalmente, tiene que ser alguien muy especial en todos los sentidos, si no, puede ser una referencia, pero nunca podrá ser tu mentor perfecto.  

 

 

Paso 4: Prepara una oferta de trabajo imposible de rechazar 

          

Tener un mentor es trabajo para las dos personas, pero tiene que ser el trabajo más divertido, más inspirador y que agregue más valor a la carrera de ambos. Ya vimos que para encontrar un mentor perfecto tienes que tener muy claro qué habilidades necesitas mejorar, cómo puedes hacer la lista de candidatos y qué tienes que observar cuando te encuentres con ellos. La parte final es cómo vas a pedirle que sea tu mentor.  

 

El secreto es preparar una oferta de trabajo imposible de rechazar.  

 

Ponte en los zapatos de la persona que quieres como tu mentor, piensa de manera muy detenida, ¿por qué esta persona va a invertir su tiempo en mí? ¿qué razón tiene para compartir conmigo su experiencia? ¿qué puede sacar de beneficio? 

 

La clave de todo está en esas respuestas. La relación con un mentor tiene que ser enriquecedora para los dos. Si él va a ofrecerte ayuda de manera generosa, tú también tienes que dar algo a cambio.  

 

Obviamente, tienes que inspirar mucha confianza; para que alguien decida ser tu mentor, tiene que estar seguro que no es una pérdida de tiempo. Tienes que demostrarle un interés genuino en trabajar con él y cómo vas a aprovechar su experiencia. Pero, sobre todo, lo más importante es que tiene que sentir que esa relación también es de valor para él. 

 

Nunca se te ocurra pensar, que no puedes aportar algo a una persona con más experiencia o más exitosas. Generalmente son exitosos porque escuchan muchos puntos de vista, es muy probable que en algo tú tengas más conocimiento, o por lo menos una visión diferente, tal vez más actualizada de lo que él piensa, y si sabes venderlo puede ser atractivo para él.  

 

Puedes ofrecerle ser sus ojos en aspectos más nuevos o modernos que él desconoce, puedes ayudarlo a actualizar algunas de sus ideas y convertirse en el puente al mundo moderno. Lo importante es que encuentre valor en su relación, que esté tranquilo que tú vas a aprovechar las cosas que te enseñe, y que de alguna manera el también saldrá beneficiado.   

 

Conclusiones: 

 

Vamos a repasar muy rápido, los 4 pasos para encontrar al mentor perfecto.   

  • Paso 1: Define muy bien qué tipo de ayuda necesitas en este momento 
  • Paso 2: Haz una lista de posibles candidatos 
  • Paso 3: Organiza oportunidades para conocerlo y que te conozca 
  • Paso 4: Prepara una oferta de trabajo imposible de rechazar 

 

 

Encontrar un mentor es muy importante, más importante es encontrar al mentor perfecto. Cuando lo encuentres no lo desperdicies, sé un buen aprendiz. 
Eso es tema de un futuro video. 

 

 Gracias por ver el video. si algo te gustó, hay dos maneras en las que puedes apoyarme. 

1.   Compartiendo el programa con alguien que conoces y se puede beneficiar de esta información. Así, puedes empezar a convertirte en el mentor de alguien 

2.   Suscribiéndote a Las 5 razones, mi newsletter semanal. Recibe todos los viernes 5 ideas, estrategias o herramientas para hacer mejor tu trabajo.  

 

   

Nos vemos pronto en otro video, mientras tanto, sé inconfundible, haz tu trabajo como nadie más lo puede hacer. 

 

También te podría gustar:

Diferencias entre emprendedor y freelance

Diferencias entre emprendedor y freelance

Emprendedores y freelance comparten muchas cosas de su manera de trabajar. Cosas que lo hacen muy atractivo para muchas personas.   Pero lo más importante, es que también hay grandes diferencias, y esto es clave para decidir qué te conviene, porque las diferencias...