10 pequeños cambios para mejorar tu carrera o negocio

by | Mar 28, 2022 | desarrollo profesional

De acuerdo con las últimas estadísticas, el trabajador o emprendedor promedio pasa entre 9 y 10 horas al día en su trabajo. Esto representa más de la tercera parte de su día.

 

Desafortunadamente para muchas personas, a pesar de invertir tanto tiempo en su trabajo o negocio, no se sienten satisfechos. Al contrario, se sienten frustrados, porque tienen la necesidad o inquietud de crecer profesionalmente pero no saben que hacer.

Una opción es trabajar más, pero sinceramente eso ya parece inhumano, además que hacer más de lo mismo no va a cambiar absolutamente nada. Yo pienso que la mejor opción es trabajar de manera más inteligente, enfocarse e identificar acciones pequeñas que hechas de manera recurrente pueden sumar grandes resultados. Esta opción es perfecta para todo el mundo, porque no se trata de trabajar o gastar más, se trata de reorientar tu trabajo para avanzar más y de manera más prolongada.

 

 

Cambios pequeños, gran impacto

 

En Hábitos Atómicos, el famoso libro de James Clear, una de las ideas que más me gusta, es el concepto de hacer cambios pequeños para conseguir cosas grandes. Me gusta mucho porque generalmente se piensa que se necesitan cosas grandes para transformar nuestra vida. Pensamos que lo mejor va a llegar cuando consigamos un trabajo con un súper sueldo, cuando alcancemos un millón de seguidores en redes sociales, o cuando un presidente nuevo arregle las cosas en el país y todo se convierta en un paseo por las nubes.

 

Pensar así es caer en una trampa que te paraliza; las cosas grandes no pasan porque sí, las cosas importantes y transformadoras no suceden, se construyen, son el resultado de sumar muchos logros pequeños todos los días.

Piensa en Michael Phelps, el máximo ganador de medallas olímpicas en la historia, su vida no cambió el día que ganó su primera medalla, cambió el día que tomó la decisión y asumió el compromiso de entrenar muy duro sacrificar lo que fuera necesario con tal de ganar una medalla, el resto es historia.

Lo mismo podemos decir de todos aquellos profesionales que han conseguido objetivos por encima de lo normal, el éxito que han alcanzado no se debe a acciones monumentales, sino pequeños hábitos y tareas que realizan todos los días, y sumadas en el tiempo conducen a conseguir cosas importantes.

 

Este tema es muy importante, porque muchos de los profesionales con los que trabajo de manera individual me dicen que no saben qué hacer para transformar su carrera o negocio, se sienten estancados, quieren crecer, tener más responsabilidades o mejores ingresos, pero no pueden trabajar más horas y tampoco tienen dinero para estudiar una maestría o doctorado.

Por supuesto que estudiar una maestría o pasar más horas en el trabajo o negocio puede ayudar a transformar la realidad que tienes ahora, pero el cambio no pasa de manera automática. Si tu estrategia para mejorar es pasar más horas en el trabajo tienes que invertirlas en actividades verdaderamente productivas, o si estudias algo más, es vital que el conocimiento que adquieras se pueda transformar en valor, porque estudiar algo que no puedes aplicar es una perdida de tiempo.

 

El secreto para mejorar tu carrera o negocio no tiene mucho que ver con la cantidad de horas o dinero adicional que puedas invertir, tiene que ver con el compromiso que adquieras para progresar un poco todos los días.

Si no puedes invertir mucho tiempo, dinero o energía, no te preocupes, modifica un poco la manera en la que estás trabajando y comprométete a hacer cambios pequeños pero significativos.

 

 

Estos son 10 pequeños cambios para mejorar tu carrera o negocio:

 

 

1.    Haz un plan para los próximos 5 años

 

Lo primero que tienes que hacer es un plan para definir a donde quieres ir y que tienes que hacer para llegar. Si lo haces para los próximos 5 años mucho mejor.

Por lo general los planes se tienen que modificar en el camino, las cosas no salen como uno espera o planea, pero eso no importa, es necesario hacerlos. Porque nadie alcanza una meta no ha determinado. Establecer metas ayuda a identificar prioridades y las acciones que tienes que tomar para conseguir lo que buscas.

 

 

2.    Aprende algo nuevo todo el tiempo

 

Todo está cambiando, las habilidades que te ayudaron a llegar hasta donde estás seguramente serán obsoletas muy pronto, hoy es necesario aprender cosas nuevas todo el tiempo. La ventaja es que el conocimiento y educación no es exclusivo de las grandes instituciones educativas de antes. Ya se pueden aprender muchas habilidades a través de la educación no formal, existen muchas alternativas para aprender manera virtual; busca la que se acomode a tu presupuesto y estilo de vida.

Te garantizo, si buscas vas a encontrar todo tipo de cursos, muchos se imparten incluso de manera gratuita.

 

 

3.    Invierte todos los días 15 minutos para leer noticias sobre tu industria

 

Estar bien informado siempre será una ventaja. La calidad de tus decisiones depende de la calidad y cantidad de información que tienes.

Vivimos una época dorada para la información, las fuentes son muy extensas y de todo tipo, revistas electrónicas, blogs, newsletters, etc. Acostúmbrate a leer noticias sobre tu industria por lo menos 15 minutos todos los días.

Más y mejor información también significa mejores conversaciones y relaciones.

 

 

4.    Mejora tus habilidades de comunicación

Comunicarnos adecuadamente se ha convertido en una prioridad, pasamos todo el día comunicándonos a través de mensajes de texto, video llamadas, publicaciones en redes sociales, etc.

Es muy importante asegurarte que la gente entiende lo que quieres decir.

Transmitir tus puntos de vista y emociones con claridad te hará ganar notoriedad en un mundo donde abunda el ruido y la desinformación.

 

 

5.    Desarrolla tu creatividad

 

En un mundo extremadamente competido, la creatividad se ha convertido en una súper habilidad para diferenciarnos de la competencia.

La creatividad no solamente nos hace más atractivos profesionalmente, también nos ayuda a encontrar soluciones a todo tipo de problemas.

 

 

6.    Conviértete en un gurú del networking

 

La clave para crecer profesionalmente es tener relaciones y colaborar.

Tienes que establecer contactos y construir relaciones comerciales como nunca. Se trata de estar disponible, de compartir información con valor y extender tu influencia a muchas industrias.

Si mantienes un perfil profesional en las redes sociales, puedes hablar con profesionales de otras industrias, participar en foros y asistir a eventos para aumentar tus posibilidades de colaboración.

Da a conocer tu nombre y asegúrate de que aquellos dentro de tu industria sepan quién eres.

 

 

7.    Reorganiza tu ecosistema de trabajo

 

Ya sea en una oficina o trabajando desde casa, tener un espacio de trabajo organizado te ayuda a trabajar de manera más eficiente. Pero el ecosistema de trabajo no solo se refiere al espacio físico, también a las relaciones. Conecta con personas de todos los niveles, organiza un espacio laboral en el que quieras estar porque las relaciones te motivan e inspiran.

 

 

8.    Delega algunas tareas

 

Una de las mejores señales de crecimiento profesional es delegar algunas actividades.

No quiere decir que te vas a olvidar de ellas, quiere decir que vas a buscar a la persona indicada para transferirle una responsabilidad. Ahora ya no eres responsable de ejecutar esas tareas, pero sí de que se haga.

Tu crecimiento llega porque serás responsable de la supervisión. Entonces tendrás que desarrollar habilidades de liderazgo.

 

 

9.    Consigue un mentor

 

Tanto en el trabajo como en la vida personal, todos deberíamos buscar desarrollar nuestras habilidades, aprender continuamente cosas nuevas y desafiarnos a nosotros mismos con regularidad.

Esto, naturalmente, requiere un grado de compromiso, y la vida a menudo puede interponerse en el camino de nuestros esfuerzos de superación personal.

Tener un mentor, es decir, alguien que te pueda guiar, aconsejar o enseñar es una forma de mantenerse en el buen camino.

La tutoría tiene el poder de acelerar nuestro autodesarrollo, progresión profesional y confianza general. Por lo tanto, es bastante sorprendente que solo el 37 % de los profesionales tengan uno, especialmente porque muchas personas exitosas elogian y recomiendan la tutoría.

 

 

10.  Regresa el favor convirtiéndote en un mentor

 

Los beneficios de ser un mentor van mucho más allá del desarrollo personal del aprendiz, que obviamente se ve afectado positivamente.

Ser un mentor te brinda además de mucha satisfacción, la oportunidad de mejorar tu capacidad de comunicación, liderazgo, aprender a escuchar, exponerte a nuevas ideas y desarrollar en términos generales tu inteligencia emocional.

 

 

Conclusiones:

 

En realidad, lo único que necesitas para mejorar tu carrera profesional o negocio es tomar la responsabilidad completa de lo que pasa en tu trabajo. Y comprometerte a mejorar todos los días un poco.

No sueñes con un hecho extraordinario que transformará tu situación de manera positiva, provoca el cambio haciendo pequeños ajustes a las cosas que haces y suma logros, que con el tiempo se conviertan en grandes objetivos

 

 

También te podría gustar:

7 preguntas para romperla en 2023

7 preguntas para romperla en 2023

Tú que buscas mejorar, que quieres tener un año extraordinario, pero no puedes organizar tus objetivos porque tienes muchas cosas que hacer y muchas que no dependen de ti, tú vas a disfrutar mucho este programa. Este es el momento perfecto para ver dónde has tenido la...