Episodio en video

Hay tantas cosas que hacer, tantas cosas que ver o escuchar que sinceramente cada día es más difícil enfocarnos en el trabajo que sí tenemos que hacer.

Nuestro mundo está lleno de distracciones.

Y el problema es que muchas son tramposas, porque viene disfrazadas de herramientas para hacernos más productivos, pero lo único que quieren es robarnos el tiempo.

>>Suscríbete sin costo a Las 5 Razones, nuestro newsletter semanal con recomendaciones para hacer mejor tu trabajo