Qué hacer si te sientes una persona no creativa (técnicas para activar tu creatividad)

by | Jul 18, 2022 | creatividad, desarrollo profesional

¿Qué hacer si no te sientes creativo? Técnicas para activar la creatividad

 

Cuántas veces has escuchado a alguien decir, “no se me ocurre nada, no soy una persona creativa”. Es más, probablemente tú mismo lo has dicho un montón de veces. Que muchas personas piensen así ya parece normal y también tiene sentido, a pesar de ser completamente falso. Porque está comprobado que todos podemos pensar de manera creativa, pero también se sabe que si la creatividad no se utiliza disminuye, al grado que cada día puede costar más trabajo utilizar la imaginación, eso es precisamente lo que pasa con la mayoría de personas. Por eso, muchos se preguntan: ¿qué hacer si “no soy creativo”? ¿Hay técnicas para activar la creatividad?

(Versión en video)

La creatividad tiene que ver con el arte, el entretenimiento y los negocios, pero no es exclusiva de estos trabajos, es más, en esencia la creatividad se trata de encontrar formas nuevas de resolver problemas y abordar situaciones de todo tipo, y para mí es aquí donde está el malentendido de la creatividad. Si tu trabajo no te motiva, si no es una pasión o algo que te da una razón para vivir, no tienes ningún interés ni motivación en cambiar nada. Haces el trabajo de manera mecánica, como siempre se ha hecho y lo último que piensas es en utilizar la creatividad para cambiar algo o mejorar tu situación. No es que no seas creativo, es que no tienes una razón para serlo.

 

Todos tenemos creatividad

Te puedo mencionar cientos de experiencias en las que tenías una motivación suficiente, cualquiera que fuera y entonces sí pensaste de manera creativa aun sin darte cuenta. Por ejemplo, recuerda la primera vez que enredaste a un profesor para no entregar una tarea, o como engañaste a tus padres para no ir a la escuela, estoy seguro que más de una vez has tenido que cambiar una receta de cocina porque no tienes todos los ingredientes o encontrar una ruta diferente para ir al trabajo porque una calle estaba cerrada o no había transporte público.

Todos esos, aunque no te parezcan son muestras de pensamiento creativo, porque la creatividad como cualquier otra habilidad tiene diferentes niveles o grados, no todo se trata de escribir Harry Potter o diseñar un cohete para viajar a la luna.

 

La creatividad se puede enseñar, aprender y mejorar a través de la práctica, por eso yo digo que, si consideras que no eres una persona creativa, estás equivocado, y lo que necesitas es cambiar de lugar o perspectiva para encontrar la motivación que necesitas para dejar volar tu imaginación.

 

Se nos ha dicho de la creatividad…

La sociedad a través de la educación formal se ha empecinado en mantener el mito que la creatividad tiene que ser comparativa y excluyente. Por eso la mayoría de personas piensan que si su trabajo o ideas no están al nivel de personas como Picasso, Steve Jobs, Elon Musk, Ariana Grande o Will Smith sencillamente no son creativas. Este razonamiento es absurdo y equivocado. En 1995 los investigadores Runco, Kaufman y Ruth Richards, entre otros más se dedicaron a acabar con el mito de la creatividad exclusiva, y como resultado de sus investigaciones introdujeron los conceptos de creatividad personal y creatividad cotidiana. Ellos proponen que las ideas no tienen que ser extraordinarias o elevadísimas para ser consideradas creativas, porque como ya lo vimos antes, la creatividad básicamente es pensar de manera diferente.

Técnicas para activar la creatividad

Aun cuando el proceso creativo nace de la curiosidad y necesidad de resolver algo, siempre es diferente para cada persona, porque empieza con una necesidad particular y utiliza la mentalidad para resolverlo. Uno de los principales retos para liberar el pensamiento creativo es terminar con el miedo a ser juzgado por atreverse a pensar de manera diferente y proponer algo. Es aquí donde la motivación y propósito toman más importancia, ya que no hay duda que cuando estás motivado por algo que es importante para ti, la emoción por transformarlo se sobrepone a la desconfianza, así es como se generan muchas ideas.

 

Todos somos creativos, siempre hemos sido porque así nacimos, pero si tu creatividad no está pasando por su mejor momento, lo que tienes que hacer es sacudir tu mentalidad para encontrar la motivación y dejar volar la imaginación.

 

Y para hacerlo empieza por estas técnicas para activar la creatividad:

 

1. Piensa en tu creatividad como un músculo

La manera más fácil y segura para despertar tu pensamiento creativo es intentándolo. Todas las investigaciones que se han realizado respecto a este tema concluyen que cuando alguien intenta pensar de manera creativa, casi siempre puede. Porque cuando intentamos pensar de manera creativa, disparamos la actividad en muchas células del cerebro que empiezan a conectarse entre sí. El efecto es exactamente el mismo que cuando vas al gimnasio para crecer un músculo, entre más ejercicio y presión le aplicas al músculo más crece.

 

No esperes desarrollar la creatividad a niveles extraordinarios de la noche a la mañana, tienes que tener calma y ser constante para que la calidad de tus ideas mejore de manera progresiva. La clave es dedicar tiempo durante el día a pensar de manera creativa, esto significa desconectarse de otras actividades para liberar espacio en el cerebro y dejar a las células hacer su trabajo.

 

Desarrolla una rutina en la que dediques tiempo exclusivo para pensar en como resolver algún problema, elimina las notificaciones en el teléfono móvil y correo electrónico para pensar únicamente en el problema o cómo puedes mejorar algún sistema de trabajo. Escribe lo que pienses sin importar si en el momento las ideas te parecen buenas o malas, tus notas pueden ser el punto de partida de otra sesión. Uno nunca sabe, tal vez con tiempo y práctica, una idea sencilla puede mejorarse para convertirse en algo verdaderamente revolucionario.

 

2. Cambia tu entono de trabajo, aunque sea un poquito

Otro técnica para activar la creatividad muy efectiva es hacer cambios constantes en el entorno de trabajo, estos cambios no tienen que ser radicales, puede ser tan sencillo como cambiar la orientación del escritorio de vez en cuando o tan extremo como trabajar desde un coworking un día a la semana.

Cuando me refiero al entorno me refiero al espacio físico y social. Si siempre trabajas al lado de las mismas personas, procura conectarte con otros compañeros. En la medida de lo posible interactúa con otros departamentos, come con alguien diferente todos los días de la semana o intercambia oficina, cubículo o escritorio con alguien por algunos días.

Evita a toda costa exponerte todo el tiempo a las mismas ideas y mismos puntos de vista, ve hasta los extremos para averiguar cómo ven las cosas personas completamente opuestas a tus ideales. No te acostumbres a nada, ni el espacio físico ni el grupo de influencia, cámbialos constantemente para obligarte a pensar, debatir y confirmar tus teorías.

 

3. Recompensa tus ideas, incluso si no funcionan

Nadie, ni en su momento de más gloria tiene un récord perfecto de buenas ideas. Es una realidad, algunas de tus ideas serán un perfecto fracaso, pero eso no tiene por qué hacerte sentir incómodo, ¿recuerdas cuando hablamos del miedo a la crítica?, pues es momento de olvidarlo y dar espacio a la experimentación.

No necesitas que todas tus ideas sean buenas para triunfar, tal vez lo único que necesitas es una muy buena, pero para tener una idea buena seguramente deberás tener muchas malas. No te sientas mal y celebra todas tus ideas, todas sin excepción son pequeños logros que acumulados sumarán un gran éxito.

 

4. Descansa y recarga energía

Con la creatividad también puede venir el agotamiento, pero hay que entender que un cerebro creativo es un cerebro sano y descansado. El sueño es mucho más que ayuda para que el cerebro esté sano, también juega un papel clave en la generación de ideas subconscientes y la resolución de problemas. Las etapas de sueño REM y no REM se complementan para formar vínculos entre varios bits de conocimiento almacenado, lo que nos permite llegar a nuevas ideas y teorías formas previamente no reconocidas.

 

En la cultura del “siempre conectado ” en la que vivimos, nuestros teléfonos inteligentes nunca están a más de unos pocos centímetros de distancia. Revisar constantemente el teléfono mantiene a nuestro cerebro ocupado todo el tiempo, no lo dejamos descansar ni desconectarse. Nuestra mente es incapaz de llegar a nuevas ideas si no divaga libremente. ¿Alguna vez has notado que muchas de tus ideas llegan cuando la mente no está activamente enfocada en procesar información? Cuantas más oportunidades puedas crear para que la mente divague libremente, más espacio y oportunidades tiene el cerebro para generar ideas.

 

5. Amplia tu red de amigos y contactos

Convivir con las personas más creativas no siempre será lo mejor para desarrollar tu creatividad, lo que sí es importante es que tu red de contactos y amigos sea diversa. Incorporar una gran variedad de puntos de vista, antecedentes culturales y conjuntos de habilidades diferentes es más importante que nada cuando se trata de pensar de manera creativa.

Sí, efectivamente es importante rodearse de personas creativas, libres de prejuicios y motivadas, pero la creatividad necesita ser estimulada con información de muchos tipos, por eso, entre más puntos de vista consideres para resolver un problema, tu imaginación podrá volar más lejos.

 

6. Práctica algún deporte

Esto también está comprobado científicamente, el ejercicio físico fomenta el pensamiento dominante en el hemisferio izquierdo del cerebro, exactamente dónde sucede el pensamiento creativo. Cuando hacemos ejercicio, aumenta el flujo sanguíneo y la oxigenación del cerebro, entonces la actividad mental es más rápida y sobre todo clara y aguda. Considera hacer ejercicio parte importante de tu rutina diaria, sus beneficios son físicos y mentales, sinceramente que más se puede pedir.

 

Conclusiones:

Ser creativo no es cuestión divina o una habilidad para uno cuantos privilegiados. Todos somos creativos cuando tenemos la motivación necesaria para cambiar algo o resolver alguna situación. Si sientes que ninguna de tus ideas es buena, o que en definitiva no eres creativo, intenta con las técnicas para activar la creatividad que acabamos de compartir, estoy seguro que con eso, es nada más cuestión de tiempo para que las ideas te empiecen a llegar.

También te podría gustar:

7 preguntas para romperla en 2023

7 preguntas para romperla en 2023

Tú que buscas mejorar, que quieres tener un año extraordinario, pero no puedes organizar tus objetivos porque tienes muchas cosas que hacer y muchas que no dependen de ti, tú vas a disfrutar mucho este programa. Este es el momento perfecto para ver dónde has tenido la...