Cuando dices “mi oficina”, ¿qué quieres decir?

by | Ago 12, 2022 | creatividad, desarrollo profesional, Las 5 Razones, marca personal

 

Muchas personas tienen un espacio para trabajar en casa. Es muy diferente al lugar donde trabajan cuando van a la oficina, pero le llaman de la misma manera. ¿Por qué?

 

Porque cuando estás trabajando en casa estás pensando de la misma manera que cuando trabajas en la oficina y, en términos generales, la oficina es un espacio donde la gente hace apenas lo necesario, las puñaladas por la espalda están a la orden del día y las buenas ideas se mueren en medio de la burocracia, las inseguridades y las aburridísimas juntas de trabajo. En mi opinión, la oficina recuerda cubículos, mal café y trabajo repetitivo y aburrido. La oficina y los objetivos personales no van de la mano.

Entonces, ¿por qué llamar oficina en casa al espacio donde puedes imaginar, planear, crear y multiplicar tus metas?

El lugar para trabajar desde casa bien podría llamarse “laboratorio para la creatividad”, y aludir a un lugar abierto a la experimentación y el juego. Porque el trabajo tiene que ser divertido y emocionante, tiene que hacerte sentir bien, además de brindarte la oportunidad de crecer y volar muy alto. No importa si tienes una habitación destinada al trabajo o trabajas en la barra de la cocina, lo que hagas ahí tiene que ver con la mentalidad correcta, y la mentalidad empieza por llamar a las cosas de manera inusual.

El título de las cosas puede asustarte o inspirarte. Por eso, si tienes un equipo y les llamas “empleados” o “trabajadores”, no esperes que den un poco más, mejor llámalos y trátalos como colaboradores. A tu lista de tareas, deja de decirle “cosas por hacer”, y mejor refiérete a ella como la “lista de oportunidades”, y verás que las vas a encarar de forma distinta.

La idea es muy sencilla: si le das nombres normales a las cosas, tus resultados serán normales, pero si las llamas de manera diferente pueden sorprender a todo el mundo, incluido tú.

Este fin de semana, vamos a ver qué necesita tener un espacio para inspirarnos y hacernos volar

 

 

1.- Mucha luz y flexibilidad para trabajar de muchas maneras

 

 

Para que un espacio de trabajo se transforme en un gran lugar para inspirarse y ser creativo, hay que tener mucha luz y muy buena organización. Esto es clave para ayudarte a tener un buen estado de ánimo y mantener arriba la energía.

Asegúrate de aprovechar ventanas y luz natural, instalar lámparas adicionales y luz cálida para trabajar cuando esté oscuro afuera. Deshazte del desorden organizando cajones del escritorio, libreros, papelería y demás cosas que utilices para trabajar. Ten a la mano un calendario u organizador mensual para poder tener un panorama completo de tu trabajo en las siguientes semanas. Tener organización en esas cosas te deja espacio mental libre para dedicarte a las cosas estratégicas y creativas.

 

 

2.- Una decoración que inspire

 

 

La idea de que la oficina tiene que ser tranquila y aburrida para fomentar la creatividad es un mito. Hay muchísimas cosas que puedes tener en tu espacio de trabajo que estimularán la creatividad y te harán más productivo. Invierte en cuadros, plantas y papelería que te guste. Ten libros de referencia a la mano, en internet hay muchos tutoriales para decorar espacios de trabajo. Aprovecha todo lo que puedes hacer para modificar el espacio a tu gusto y convertirlo en un lugar en donde disfrutes mucho estar.

 


i  n  t  e  r  m  e  d  i  o

¿Sabías que todos los planetas gigantes tienen anillos?
Sabrás que Saturno es un planeta con anillos, pero debes saber que todos los planetas gigantes de nuestro sistema solar tienen anillos. Decimos que Saturno es el único debido a que sus anillos son perceptibles en el rango de luz visible, sin embargo, los de Júpiter, Urano y Neptuno se ven en luz infrarroja.

 

3.- Privacidad cuando es necesario

 

 

Uno de los grandes problemas que surgen en el flujo de trabajo son las fuentes de distracciones. Por eso mismo, tienes que aprender a poner límites y respetar tu flujo de trabajo, procurando que tu espacio pueda volverse privado cuando sea necesario ponerse a trabajar sin interrupciones.Cierra la puerta cuando necesites hacerlo, pon acuerdos con las personas que te rodean cuando estás trabajando (comunica cuándo estarás disponible y cuándo estarás trabajando y no quieres ser interrumpido/a).

 

 

4.- Objetos personales

 

 

Llena tu espacio con las cosas que te ayudan a sentirte más conectado con tu trabajo y con la gente que te rodea: fotos de amigos o familiares, libros que te gusten mucho, cuadros de tus artistas favoritos, una agenda personalizada y cualquier otra cosa que te ponga feliz al verla.Parecería que eso no va a cambiar mucho las cosas, pero en realidad, tener cosas a tu alrededor que te hacen conectar con lo que te gusta te pone en un mejor estado mental, mucho mejor para estar motivado y hacer el trabajo que quieres hacer.

 

 

5.- Mobiliario cómodo

 

 

Si vas a estar tanto tiempo en tu espacio de trabajo, es fundamental que tu mobiliario esté cómodo y sea ergonómico. Nada peor que estar en una sesión de trabajo con muchísima inspiración y que llegue el dolor de espalda o de cuello.

Pero, ojo, aunque tengas la silla más cómoda y el mejor escritorio, no olvides pararte, estirarte y descansar los ojos de vez en cuando. Hay que hacer un hábito de los pequeños descansos.

.

 

PD.
Vamos, no todas las oficinas son lo mismo, es ingenuo pensarlo. Personalmente, pasé por todo tipo de oficinas, y estoy convencido que la experiencia tiene que ver con la actitud de cada quién. La misma oficina y el mismo equipo pueden inspirar o liquidar las ganas de trabajar y crear cosas diferentes. El secreto es identificar el momento en el que los planes de la compañía se empatan con los tuyos, y si eso pasa, no dudes en aprovecharlo. Pero si no, tampoco dudes en cambiar de trabajo, porque renunciar a tus planes te va a dejar más frustrado.

SUSCRÍBETE A LAS 5 RAZONES

Recibe mi newsletter completo: ofertas exclusivas, libros, lecciones y herramientas para elevar tu potencial profesional todos los viernes.

* Información requerida

También te podría gustar:

Aprende a preguntar para que te digan la verdad

Aprende a preguntar para que te digan la verdad

Si quieres saber verdaderamente qué opinan de tu trabajo, cambia el sentido de tus preguntas.    Tradicionalmente, cuando alguien sale de un hotel siempre le preguntan ¿cómo estuvo su estancia? Casi todo el mundo sonríe, dice las palabras de siempre, “estuvo...