El A, B, C de la transformación profesional

by | Nov 7, 2022 | creatividad, desarrollo profesional, marca personal, productividad, Transformación profesional

Transformarse profesionalmente, de manera sencilla, quiere decir ajustar tu mentalidad o manera de ver las cosas a una nueva realidad profesional o de trabajo.  ¿Quieres conocer cuál es el A, B, C de la transformación profesional?

 

No te confundas, no es lo que piensa la mayoría, que transformarse significa cambiar de lugar de trabajo, de compañía, de profesión o de industria. Pasar de empleado a emprendedor, por ejemplo, no es transformarse, esto puede ser parte de una transformación, pero no es suficiente porque si cambias de lugar de trabajo o de actividad, pero sigues pensando y haciendo las cosas de la misma manera que las has hecho siempre, muy pronto no vas a poder trabajar en ninguna parte.  

 

(Versión en video)

 

Todo está cambiando y eso no lo puedes evitar. Para muchas personas el cambio es sinónimo de miedo, de peligro o amenaza porque algunas de las cosas que hacen o tienen, y los hace sentir cómodos, pueden desaparecer o por lo menos cambiar, pero para otras personas el cambio es sinónimo de oportunidad.  

¿Por qué algunas personas lo ven como oportunidad y otras como una amenaza? 

 

La diferencia, entre sentir miedo al cambio o ver todas las oportunidades que siempre aparecen en los momentos de transformación es la mentalidad.  

 

 

 Toma el control de tu vida

 

Transformarse profesionalmente tiene muchos beneficios, entre otros y probablemente el más importante, es prepararte para tomar el control completo de lo que pasa en tu vida, no depender de nadie para decidir qué hacer, en qué trabajar, qué cosas son más importantes para ti, dónde pasas el tiempo, dónde inviertes recursos, etc. Pero nada de eso es posible si no ajustas tu manera de ver las cosas.   

 

Para profundizar en el concepto de transformación profesional; qué significa, cuáles son las señales que indican que te tienes que transformar y cuáles son los beneficios de hacerla, te recomiendo que veas el episodio que hice detallando toda esa información, es el episodio 557 y lo puedes encontrar en la librería de programas. 

 

Hoy, lo que voy a platicarte son los pasos más importantes para transformarte, el ABC de una transformación profesional. Soy Julio Muñiz, y quiero ayudarte a cambiar, porque sé que transformarse es una necesidad que todos tenemos. 

 

 

¿Por qué sucede la transformación profesional?

 

Para la mayoría de personas la transformación profesional sucede por dos factores, primero porque lo obligan; alguien le dice que tiene que cambiar porque las cosas que hace ya no funcionan, y segundo porque ellos personalmente se dan cuenta que no está pasando nada diferente en su carrera, que las mejores oportunidades se las lleva siempre alguien más, que los mejores clientes se van con la competencia, etc.  

 

Muchas veces, casi siempre, esa sensación es la que detona la necesidad de cambiar y transformarse. Pero la transformación profesional no es evento con una fecha de inicio y una para termina. La transformación es un evento continuo, que no acaba. Los profesionales más exitosos no dicen ni piensa que ya se han transformado, sencillamente lo hacen todos los días.  

 

Cambiar un poco todos los días les permite y ayuda a ir un paso adelante, como ya mencioné el cambio es inevitable, hoy es empujado por la revolución digital que vivimos, la tecnología no se detiene, avanza y transforma todo a su paso. Por esa razón, si todos los días te transformas un poco tienes muchas ventajas frente a la competencia, entre otras que ves o generas las oportunidades antes de que la mayoría se dé cuenta de lo que está pasando.  

 

Transformarte todos los días antes de que alguien o las circunstancias te obliguen a transformarte es el secreto para mantenerte vigente, creciendo, triunfando y feliz. El proceso no tiene que ser muy complicado, si te acostumbras a dar pequeños pasos de manera continua. A continuación, los pasos esenciales de la transformación profesional.  

 

 

Aprovechar tu experiencia 

 

Reinventarse no quiere decir que vas a dejar de ser tú o cambiar completamente de profesión o negocio, puede ser si es lo que quieres, pero no es una necesidad. De hecho, si empiezas algo completamente nuevo o simplemente ajustas tu manera de trabajar, estoy seguro que tienes algunas habilidades, fortalezas y mucha experiencia que puedes aprovechar.  

 

No tienes que dejar lo que te gusta o haces muy bien, al contrario, identifica tus cualidades y aprovéchalas.  Para reinventarse exitosamente es necesario identificar qué haces bien, y afianzar tu confianza en eso.  

 

Lo que haces muy bien y se te da de manera natural, puede tener muchas aplicaciones prácticas, explótalo de mil maneras, adáptalo, pero nunca lo olvides. 

 

 

Digitalizarte por completo 

 

No tengo que repetir que vivimos en la era digital, y que la mayoría de los cambios que estamos experimentando tienen que ver con los avances de la tecnología, ¿correcto? 

 

En lo que sí tengo que insistir es que ser un profesional de la era digital no significa manejar el correo electrónico, entender y utilizar Zoom o comentar en las redes sociales, es mucho más profundo que eso. Digitalizarse quiere decir que entiendes el mundo digital y todas las oportunidades que se pueden presentar en él. 

 

El ejemplo perfecto es Uber, su visión no era ofrecer servicios de taxi y transportación a través de una aplicación móvil, eso lo podría haber hecho cualquier asociación de taxistas. La visión digital de Uber era vender servicios de transportación sin tener transportes, si tener coches, sin hacer esa inversión, esa si es una visión completa de las posibilidades del mundo digital. 

 

El mundo digital no es lineal, es flexible y tiene la capacidad de conectar a las personas y compañías en muchos niveles y de mil maneras. El espacio, tiempo, entorno y equipo ya no son como eran antes, en la era digital todo es mucho más amplio. 

 

Piensa en las posibilidades que puedes explotar si digitalizas tu experiencia y servicios. 

 

 

Ampliar tus opciones 

 

A partir de ahora tu currículum ya no te define. Quién eres se define a través de tus valores, tu visión, tus pasiones y la capacidad que tienes para combinarlas y crear algo innovador y con valor para los demás.  Si quieres continuar en la misma industria perfecto, pero si quieres explorar algo completamente nuevo lo puedes hacer a partir de lo que haces bien y de lo que puedas aprender. 

 

Por ejemplo, un controlador de tráfico aéreo fácilmente se puede convertir en un asistente de producción para televisión. Su capacidad para trabajar bajo presión, manejar mucha información y coordinar un equipo son la base para empezar una carrera nueva en otra industria utilizando lo que ya sabe. 

 

Seguramente tendría que estudiar algunos cursos y adaptar sus capacidades, pero haciendo uso de sus fortalezas puede ampliar sus opciones, buscar oportunidades en otros campos y vivir aventuras nuevas. 

 

 

Fortalecer el pensamiento creativo 

 

La creatividad se ha convertido en una de las habilidades más demandadas en todas las industrias y a todos niveles. Resulta muy natural ya que todo está cambiando y todos los días nos enfrentamos a problemas que no teníamos antes. Piensa fuera de la caja, atrévete e imagina cosas que parezcan descabelladas, esas ideas son las que cambian el mundo y promueven las mejores reinvenciones profesionales.  

 

A partir de hoy deberías ver tu creatividad como una habilidad, y al mismo tiempo un motor para generar oportunidades. La creatividad no se trata de tener ocurrencias, se trata de solucionar problemas y diseñar productos o servicios para vivir mejor, no me digas que no puedes hacer eso. 

 

 

Diseñar tu trabajo ideal 

 

Ninguna compañía ni profesional puede hacer planes a más de 2 años, nadie sabe que va a pasar mañana y cómo van a cambiar los procesos de trabajo. Lo único que sabemos es que la habilidad más importante está en transformarse constantemente. Seguramente nos tendremos que adaptar a nuevas condiciones una y otra vez. Así que no esperes que alguien te ofrezca el trabajo ideal, es responsabilidad tuya crearlo. 

 

Define qué es el ideal para ti, en dónde te sentirías a gusto explotando tus habilidades y creciendo siempre.  Esto no quiere decir que tienes que emprender, ojalá lo hagas porque creo que hay muchas oportunidades, pero si tener tu negocio no es para ti, no lo hagas.  

 

Quieres trabajar para alguien más, entonces busca la compañía perfecta para ti, identifica cómo se ajustan sus necesidades a lo que tú puedes aportar, y diseña una oferta de valor para trabajar con ellos, entonces ve y toca su puerta.   

 

Yo me considero un emprendedor creativo, yo me puse esa etiqueta, es como me siento cómodo, pero la cambio todos los días de acuerdo con las oportunidades y las cosas que me gustan e interesan. Define tu etiqueta y diseña tu trabajo ideal. 

   

 

Trabaja con un mentor y aprende de su experiencia 

 

Nadie en ningún momento ha dicho que una transformación se tiene que hacer solo, para nada. No dudes ni un minuto en buscar un mentor, porque es casi seguro que lo necesitas.  

Procura que sea alguien a quien admiras y respetas. Trabaja con esa persona y aprende todo lo que puedas de su experiencia. 

Se dice que la mejor manera de aprender es a partir de errores, es muy cierto, pero nadie ha dicho que los errores tienen que ser tuyos, pueden ser los errores de tus mentores.   

 

 

Fortalece tu marca personal 

 

Otras dos características del momento que vivimos son las comunicaciones – más fáciles y profundas que nunca – y la excesiva oferta de todo. Hoy compites con más personas y negocios además de que todo el mundo se comunica entre sí, así que sin importar si alguien vive al otro lado del mundo, en cualquier momento puede ser tu competencia. 

 

Identifica muy bien cómo te percibe la gente, qué piensan de tu trabajo, cómo te califican y ocúpate de dejar siempre una buena impresión con lo que haces. La marca personal es el recuerdo que la gente tiene de ti y tu trabajo, fortalécela, va a ser muy importante. 

 

Puedes ser el mejor en lo que haces, pero si nadie te conoce de nada sirve, un buen trabajo de marca personal te hace visible y recordable.
Comunica constantemente qué estás haciendo, cómo ves el mundo, qué oportunidades crees que se tienen que aprovechar y conecta a personas, de esa manera todo el mundo va a querer trabajar contigo. 

  

 

Aumenta tu visibilidad 

 

El segundo nivel de la marca personal es incrementar tu visibilidad. Para esto las redes sociales son el aliado perfecto. Este año deberías crear más contenido del que consumes en las redes sociales. 

 

Diseña una narrativa propia, escoge la plataforma que te funciona mejor y cuenta tu historia, destaca qué te hace diferente, por qué trabajar contigo tiene valor y qué aportas diferente a un proyecto. 

 

Una de las mejores estrategias para elevar tu visibilidad en una industria muy competida es destacando qué te diferencia de los demás. No tengas miedo, es mejor ser diferente y que te conozcan por ser extravagante que ser el mejor, pero que nadie sepa que existes. 

 

Si quieres transformarte tienes que conectar con personas nuevas en muchas industrias, y para conectar con ellos tienes que elevar tu visibilidad. 

 

 

Aprende y colabora 

 

Por último, pero no menos importante, la transformación profesional está directamente ligada a tu capacidad y disposición de aprender cosas nuevas y colaborar. El aprendizaje no termina cuando dejamos de ir a la escuela, de hecho, en ese momento termina la formación, pero empieza el descubrimiento.   

 

Acostúmbrate a aprender cosas nuevas, a leer, escuchar o ver cosas que te alimenten intelectualmente y colabora con la mayor cantidad de profesionales que puedas hacer, eso además de darte a conocer, también te enseña y amplía tu manera de pensar.  

 

 

Conclusiones: 

 

La transformación profesional no significa un cambio de trabajo, es un cambio de mentalidad, de actitud, de rutina y hábitos. 

No te compliques, aprovecha tus habilidades y experiencia para generar nuevas oportunidades y transformar tu situación.  

Cambiar te puede hacer sentir un poco incómodo, pero una vez que ajustes tu mentalidad verás todas las oportunidades que se generan a diario en el mundo que vivimos.  

También te podría gustar: