El poder de la gente “normal”

by | Feb 11, 2022 | Las 5 Razones

La sala de juntas tenía un equipo de sonido equivalente al de los estudios Abbey Road en Londres. Nos habíamos reunido ahí para escuchar la mezcla final del disco, era la última revisión antes de enviar todo a la planta de producción. No se había escatimado nada en la grabación, las canciones tenían detalles tan finos que al escucharlos en un equipo de sonido tan sofisticado la experiencia era única. Cuando me acuerdo de ese momento se me enchina la piel otra vez como aquella tarde cuando escuché  “Voto Latino” en esa sala de juntas. No pude decir nada, fue como recibir un puñetazo directo en el cerebro. Si existiera una fotografía mía de aquel momento, estoy seguro que tendría la quijada en el suelo. Recuerdo voltear para ver a Pico – el diseñador de la portada -, me urgía confirmar si todo el mundo estaba sintiendo lo mismo que yo. Pico se me acercó y dijo “nunca te había visto así de emocionado”. En medio de un ambiente de fiesta escuchamos el álbum completo dos o tres veces. A la mitad de “Molotov Cocktail Party”, Arturo puso pausa al reproductor de discos, se hizo el silencio y dijo: “A menos que alguien tenga algún comentario contrario, yo creo que todo está impecable. Pero antes de dar el visto bueno vamos a subirnos al coche para escucharlo mientas manejamos, vamos a escucharlo como hace toda la gente y asegurarnos que todo el mundo escuche lo que queremos que escuche”. Cambiar nuestra perspectiva para ver lo que hacemos con los ojos de alguien más se vuelve menos frecuente a medida que nos hacemos “expertos”.  Confiamos más en los análisis elegantemente presentados en un Powerpoint que en la voz de alguien que consideramos “normal”. Olvidamos -o queremos olvidar-, que nuestra perspectiva condiciona nuestra realidad, al mismo tiempo que ignoramos diferentes puntos de vista que nos harían más valiosos. Sara Blakely, fundadora y directora general de Spanx, acostumbra atender las llamadas que llegan a la línea de atención a clientes de su empresa. Genuinamente se interesa en saber quién es su cliente para servirlo mejor. Escaparnos del rol que hemos creado en la cabeza para nosotros mismos e interpretar un guión diferente de vez en cuando es muy productivo y divertido.Busca pretextos para ver el mundo como lo ven las personas con las que te relacionas. Entiende qué los motiva y qué los preocupa. Acércate, sacúdete la cáscara de experto para vivir más experiencias como una persona normal, finalmente así somos todos. Las 5 razones cambian la perspectiva de lo que hacemos y te retan a ver el mundo con otros ojos con estas estrategias.

 

 

1.-  Trabaja con personas que te provoquen a pensar diferente

Es muy fácil y cómodo relacionarnos exclusivamente con personas que piensen parecido a nosotros, especialmente en estos tiempos en donde las redes sociales nos llevan a pensar que el mundo se reduce a lo que piensa nuestra burbuja. A mí me parece que buscar personas que piensan diferente habla muy bien de ti, porque no tienes miedo a ser provocado, a cambiar de opinión, a moverte de una zona que se siente cómoda.Y es posible (y muy válido) que no cambies de opinión o que te mantengas firme en tus convicciones. Pero estarás seguro de que estás parado en una base sólida, porque te has expuesto a la diferencia. 

 

2.- Encuentra algo positivo en absolutamente todas las personas

Cuando algo nos molesta mucho de una persona, puede suceder algo interesantísimo: puedes aprender cosas nuevas de ti. ¿Por qué? porque a partir de alguien que nos mueve es en donde podemos encontrar qué es lo que nos molesta de nosotros mismos, ya sea porque se parece en cierto modo a nosotros o porque nos enseña a poner límites. En la diferencia siempre hay una tensión y en esa tensión hay mucho potencial de descubrimiento. No lo desperdicies.

 

i  n  t  e  r  m  e  d  i  o

 

¿Sabías que mantenerte en una burbuja social puede hacerte menos empático con los demás?
La Dra. Lisa Strohman, psicóloga clínica, menciona que en su investigación neurocientífica sobre la empatía que si creamos una división de “nosotros contra ellos”, nuestro cerebro procesa de manera diferente el dolor ajeno, reduciendo nuestra capacidad de sentir empatía.
 

3.- Cuestiona el por qué de las cosas, especialmente las que te gustan más

Puede ser muy tentador defender lo que te gusta a capa y espada (¿quién no ha discutido con sus amigos sobre lo que es la verdadera música?), pero tener una convicción tan inquebrantable puede provocar que pierdas de vista otras cosas.Aunque le tengas miedo al cuestionamiento propio, hazlo, constantemente, no dejes que tus ganas de probar que estás en lo correcto te priven de encontrar cosas nuevas. 

 

4.- Debate para defender las cosas que no apoyas

Cuestionarte constantemente no significa que abandones tus valores o tus convicciones, al revés, significa que al exponerte a diferentes opiniones y formas de ver la vida, tienes más información con la que nutrir tus argumentos. Debatir tu punto de vista enriquece no solo tu propia facultad de pensamiento crítico, sino que fomenta el diálogo. 

 

5.- Viaja a lugares que nunca has visitado

Viajar a lugares que no conoces hace que todo dentro de ti se agite, todo es nuevo, incluso confuso. Siempre que viajas, te enfrentas a lo desconocido, despiertas un instinto por la aventura y lo mejor de todo: descubres nuevas facetas de ti y de las personas con las que estás viajando. Conocer lugares nuevos, comidas y bebidas nuevas, formas de hacer cosas nuevas solo puede enriquecerte.

 

SUSCRÍBETE A LAS 5 RAZONES

Recibe mi newsletter completo: ofertas exclusivas, libros, lecciones y herramientas para elevar tu potencial profesional todos los viernes.

* Información requerida

También te podría gustar:

Aprende a preguntar para que te digan la verdad

Aprende a preguntar para que te digan la verdad

Si quieres saber verdaderamente qué opinan de tu trabajo, cambia el sentido de tus preguntas.    Tradicionalmente, cuando alguien sale de un hotel siempre le preguntan ¿cómo estuvo su estancia? Casi todo el mundo sonríe, dice las palabras de siempre, “estuvo...