¿Es una idea o un experimento?

by | May 13, 2022 | desarrollo profesional, Las 5 Razones

Solamente hay una manera de averiguar si una idea funciona: experimentando.

 

Las ideas ganadoras y los mejores negocios y productos se desarrollan, crecen y consolidan cuando se deja de pensar y se empieza a experimentar.

Se puede hacer una lista enorme de las cosas buenas y malas que tiene cualquier idea. Podemos suponer por qué es buena, qué atributos tiene y en qué se tiene que mejorar, pero en estricto sentido, es prácticamente imposible saber que algo va a funcionar a menos de que se intente. Tal vez por esto es que experimentar tiene un carácter modesto, porque nos hace reconocer que no sabemos todo, y que para confirmar si nuestra idea es buena tenemos que probarla.

 

Todos los experimentos son maravillosos, con ellos se termina la incertidumbre del “¿qué pasará?”. Si las cosas salen bien, confirmas tu idea o hipótesis y puedes seguir adelante, pero si el resultado no te favorece, al menos tienes más claro qué tienes que corregir. Para mí, los mejores experimentos son los que sorprenden con algo inesperado, cuando el resultado abre puertas que ni siquiera sabíamos que estaban ahí. De esta manera se han conseguido vacunas, avances tecnológicos y beneficios sociales, entre muchas otras cosas.

En términos profesionales, experimentar supera por mucho a debatir o estudiar. Por un lado, reduce el apego a las ideas, y por el otro libera la presión de ser exitoso todo el tiempo. Cuando experimentas, nada puede salir mal, porque incluso cuando el resultado no es el esperado sales ganado.

 

Por eso, cuando tengas una idea para hacer un negocio o mejorar las cosas en el trabajo, procura presentarla como un experimento. Abre la mente de todos, invítalos a divertirse y, en lugar de decir “por qué no mejor hacemos esto así…”, les preguntas: “¿por qué no hacemos un experimento, cambiamos un poco las cosas y vemos qué pasa?”

Con esta mentalidad, la vida y el trabajo se convierten en un laboratorio que nos permite conservar la mejor parte de la juventud: la de aprender y mejorar divirtiéndonos.

Existen muchas razones y maneras para experimentar, te comparto 5 que encontré en la semana.

 

1.- Un personaje para el fin de semana: Leonardo da Vinci (biografía)

Un personaje para inspirarse, Da Vinci hizo grandes cosas. Fue pintor, anatomista, científico, escultor, filósofo, ingeniero, urbanista, botánico y arquitecto. Es el personaje que nos demuestra que la especialización no es la única manera que hay para contribuir a un área en específico. A pesar de desarrollar ideas como las del helicóptero, el submarino, y hacer descubrimientos en las áreas de anatomía, óptica e hidrodinámica, muchas de estas cosas no rindieron frutos hasta después de que el murió. Esto le da mucho peso a la idea de que experimentar es como un juego: no te puedes atar a los resultados, debes experimentar por el solo placer de hacerlo.

En unos 45 minutos podrás aprender más de la maravillosa vida de este personaje sumamente cautivador.

 

2.- Una buena historia: El fundador

¿Cuántas cosas no han nacido de la frustración? Ray Kroc es un nombre que probablemente no conozcas, pero que ha tenido mucha influencia en el mundo actual. Este hombre creó un imperio que nació desde su frustración con la ineficiencia de los restaurantes drive-in, los precursores de la comida rápida. Kroc, interpretado por Michael Keaton, fue el responsable de hacer que McDonald’s se expandiera por todo Estados Unidos. Tuvo una idea, empujó porque se experimentara con ella, y nunca dejó de tener persistencia. Y, como ya ustedes sabrán, lo logró.


i  n  t  e  r  m  e  d  i  o

¿Sabías que Thomas Alva Edison experimentó por 14 meses hasta lograr su objetivo?
Este científico se tomó 14 meses para investigar y lograr crear la bombilla eléctrica. Edison fracasó 1,000 veces antes de perfeccionar su invento, pero él no lo vio como un fracaso: “No fueron mil intentos fallidos, fue un experimento de mil pasos”.

3.- Un articulo para animarte: Experimentar y explorar en el trabajo sería el secreto de algunas empresas para triunfar

Algo de lo que siempre he hablado en Las 5 es la importancia de estar abierto a los errores, a los accidentes. Si en tu trabajo es imposible cometer errores, te lo voy adelantando, probablemente no estés en un equipo en donde saldrán cosas innovadoras. Porque, como bien dice este artículo, hay líderes empresariales a los que no les gusta experimentar, los que quieren dejar las cosas como son, los que piensan: ¿por qué arreglar algo que no está roto?

Sin embargo, las mejores ideas vienen de tener apertura a una visión alternativa. Este artículo es ideal para inspirar a tus jefes a que te dejen experimentar, si no es que ya lo hacen.

 

4.- Un curso para moverse: Técnicas para entrenar tu creatividad

Alista tu cuaderno de trabajo, porque es momento de despertar la creatividad. No tengo miedo de equivocarme (leer: el punto anterior) al afirmar que el 99.9% de las personas disfrutan utilizar su creatividad, sea para lo que sea. No necesitas ser artista, la puedes usar en absolutamente todo lo que se te ocurra o se te antoje.

Este curso de la diseñadora Silvia Ferpal te enseña cómo generar ideas desde cero y a partir de cualquier cosa. ¡Altamente recomendado!

 

5.- Una nueva herramienta para el trabajo: Triggers

¿Jugar cartas en tu trabajo? Así es, esa es mi última sugerencia de hoy. Estas barajas son herramientas de última, para tener sesiones de ideación con tu equipo. Parecería que están jugando, pero en realidad están aportando al trabajo: hay barajas de innovación, de conversión, de branding, storytelling, estrategia de redes sociales e incluso hay de machine learning.

Por el momento solo las hay en inglés, pero estarán pronto en español. Yo las estoy esperando con muchas ganas.

SUSCRÍBETE A LAS 5 RAZONES

Recibe mi newsletter completo: ofertas exclusivas, libros, lecciones y herramientas para elevar tu potencial profesional todos los viernes.

* Información requerida

También te podría gustar:

Aprende a preguntar para que te digan la verdad

Aprende a preguntar para que te digan la verdad

Si quieres saber verdaderamente qué opinan de tu trabajo, cambia el sentido de tus preguntas.    Tradicionalmente, cuando alguien sale de un hotel siempre le preguntan ¿cómo estuvo su estancia? Casi todo el mundo sonríe, dice las palabras de siempre, “estuvo...