La felicidad está en el tercer lugar

by | Mar 11, 2022 | Las 5 Razones

¿Quién debería estar más feliz en una competencia deportiva? ¿El ganador del segundo o del tercer lugar?Pensaba esto mientras tomaba una cerveza y veía la repetición de los mejores momentos de los Juegos Olímpicos de Invierno. La respuesta según la lógica humana debería ser el ganador del segundo lugar, ¿cierto? Finalmente la medalla de plata es mejor que la medalla de bronze. Curiosamente las imágenes en la televisión no dicen los mismo, en general, me da la impresión que en algunas competencias los ganadores de la medalla de bronze se ven más contentos que los ganadores de la medalla de plata. No quise quedarme con mi primera impresión así que hice algo de investigación, y vaya sorpresa, se ha escrito bastante sobre este tema.Según muchos psicólogos e investigadores, este fenómeno se debe principalmente a una razón, cuando un atleta está tan cerca de conseguir el primer lugar pero lo pierde, su cabeza se enfoca en lo que perdió, y en lugar de disfrutar del segundo lugar sufre la pérdida del primero, contrario a los ganadores del tercer lugar, que hasta cierto punto están cerca de perderlo todo, terminar en el cuarto lugar y regresar a casa con las manos vacías, por eso al ganar el tercer lugar y conseguir la medalla de bronce se enfocan en lo que ganaron y estallan en jubilo.Es una tendencia humana enfocarnos en lo que perdemos y registrarlo en la memoria de manera más profunda, mientras que las ganancias se olvidan rápidamente. Rick Hanson, autor de Neurodharma, lo explica de manera magistral,”el cerebro es como un velcro para lo negativo y un telón para lo positivo”.Para contrarrestar esta tendencia podemos empezar a pensar como ganadores de medallas de bronce, concentrados en lo que ganamos y olvidar pronto lo que perdimos. Incluso, pienso que podemos ir más lejos, y en algunas situaciones imaginar cómo sería el mundo si no tuviéramos lo que hemos conseguido, por ejemplo, puede ser que no tengas el mejor trabajo del mundo, por lo menos no lo que esperabas, pero ¿qué pasaría si no tuvieras trabajo alguno?El mensaje es simple, en la vida y el trabajo prepárate y compite para conseguir medallas de oro y plata, pero sin importar si te quedas con el bronce, enfócate en lo que has ganado y no en lo que pudo haber sido.Las 5 razones de la semana quieren que seas agradecido, pero no conformista, y disfrutes lo que has conseguido para construir mejores relaciones y experiencias.

 

1.-  Reconoce los esfuerzos cuando las cosas no salen bien

Es posible que tampoco ganes la medalla de bronze. Tal vez no estás en tu mejor momento, o no llegaste tan preparado como quisieras haberlo estado. Tal vez, sencillamente, las estrellas no se alinearon y no lo lograste. Pero estuviste ahí, pudiste ver qué cosas son las que no funcionaron y las que puedes fortalecer.Eso ya te pone del otro lado. No siempre se gana una medalla, un trofeo o un reconocimiento. No siempre consigues el trabajo que querías o el proyecto que tenías muchas ganas de hacer. Pero estuviste ahí, y eso es suficiente. Para la próxima tendrás una ventaja más.

 

2.- Sorprende a tu equipo o compañeros comprándoles un café

En este newsletter se cree que los logros nunca son individuales, a pesar de que nuestra cultura se empeñe en celebrarlos de esa manera. Todo lo más importante que se ha logrado ha sido con un equipo de personas que se influyen entre sí.Reconoce a tu equipo con un pequeño detalle que les recuerde, tanto a ellos como a ti, que el éxito se consigue en conjunto. 

 

i  n  t  e  r  m  e  d  i  o

 

¿Sabes por qué se siente tan bien ganar?
El psicólogo Ian Robertson explica en su libro The Winner Effect que ganar incrementa la testosterona en el cuerpo, lo que hace que liberes más dopamina, el químico responsable de hacerte sentir placer cuando obtienes un reconocimiento, regalo o gratificación. 
 

3.- Regala un curso 

Hoy en día somos ricos de información y oportunidades si podemos acceder a una computadora. Por ello, puedes regalarle un curso que responda a los intereses de alguien de tu equipo, ya sea que hayas escuchado que quiere aprender a programar, a pautar en redes sociales o preparar estrategias de marketing.

 

4.- Respeta el tiempo de todo el equipo

Pues sí, hoy somos ricos de información y oportunidades, pero cada vez más nos quedamos con menos tiempo. La buena noticia es que si estás trabajando con un buen equipo, todos entenderán la importancia del tiempo de los demás. Tú puedes poner el ejemplo si no es así. Establece horarios para ti, en donde sabes cuándo es momento de trabajar y cuándo es momento de hacer otras cosas.No le escribas a tus compañeros a las 11 de la noche. Ya estamos todos saturados de información, tanto que el trabajo puede convertirse en un edén si todos respetan el tiempo de los demás.

 

5.- Organiza trabajo comunitario con tus compañeros de la oficina

Trabajar para la comunidad es un gran antídoto al aburrimiento al que puede arrastrarte un trabajo de oficina combinado con una rutina diaria. No es que esté mal, sino que es bueno prepararse para que esto no suceda. Y trabajar para la comunidad te ayuda a conectar con tu entorno, conocer más el mundo en donde vives. ¿Lo mejor? revitalizas tu creatividad y llegas con más ideas y motivación al trabajo. 

SUSCRÍBETE A LAS 5 RAZONES

Recibe mi newsletter completo: ofertas exclusivas, libros, lecciones y herramientas para elevar tu potencial profesional todos los viernes.

* Información requerida

También te podría gustar:

Aprende a preguntar para que te digan la verdad

Aprende a preguntar para que te digan la verdad

Si quieres saber verdaderamente qué opinan de tu trabajo, cambia el sentido de tus preguntas.    Tradicionalmente, cuando alguien sale de un hotel siempre le preguntan ¿cómo estuvo su estancia? Casi todo el mundo sonríe, dice las palabras de siempre, “estuvo...

Cómo ser feliz sin esforzarse tanto

Cómo ser feliz sin esforzarse tanto

Pocas cosas se sienten tan amenazantes cuando eres adulto como el estrés de sentirte que te estás quedando atrás. La vida adulta es como un motor de ocho cilindros que devora combustible de manera indiscriminada.     Se necesita mucho tiempo, dinero y...