Rompiendo el mito de lo que se vende solo

by | Nov 18, 2022 | desarrollo profesional, Las 5 Razones, marca personal

Todas las semanas publico 2 episodios de inconfundibleMENTE en el canal de YouTube, distribuyo la versión audio en Spotify y plataformas de podcasts, y envío dos correos como este a la comunidad, pero curiosamente el trabajo no termina ahí, es apenas donde empieza. 

 

Para hacer todo lo que hago, me doy a la tarea de leer, estudiar, investigar, contrastar, validar y procesar información. Es una labor muy ardua, pero que disfruto mucho. Soy consciente de que estoy descubriendo y creando información útil para mucha gente. Uno podría pensar que si se produce información valiosa que potencialmente puede mejorar la situación de quien la utiliza, la gente la descubriría sola, pero no es así. Todos los días pienso, ni tú eres Kevin Costner ni inconfundibleMENTE es El Campo de los Sueños, por aquello de “si lo construyes van a venir solos”. 

La verdad es que gran parte del trabajo de todo el mundo es promover lo que hace, porque si tú mismo no comunicas lo que consideras importante, nadie más lo hará por tí. No importa si trabajas en un gran corporativo, en una empresa pequeña o en tu negocio propio, parte de tu responsabilidad es “cacarear el huevo”. 

Mucho ojo, esto no quiere decir que te conviertas en el spam de todas las conversaciones, significa que promociones tu trabajo y valores con amabilidad, respeto, elegancia y buen gusto. Empieza por dejar ver parte de lo que haces, y cuando alguien diga “quiero saber más”, ¡déjate ir con todo!. 

Por extraño que parezca, tu trabajo no termina con las responsabilidades que te han asignado. Tienes que promocionarte, construir una marca personal fuerte y dejarla ver, de lo contrario no vas a generar suficientes oportunidades para crecer. Aprovecha las redes sociales, como hago yo, para compartir cosas que enriquezcan la vida de los demás.

Los días de enviar una solicitud de trabajo, o abrir un negocio y esperar a que suene el teléfono o lleguen los clientes, han terminado. Es momento de ser proactivo. La autopromoción no es un acto del que debas avergonzarte, es una señal de valentía. Promocionarse te hace vulnerable, es como decir “aquí estoy, este es mi trabajo, ¿quieres revisarlo?”. Estoy seguro que actuar así abre la puerta a un gran rechazo, pero también a las mejores oportunidades. 

Estas son las 5 claves para construir una marca personal efectiva. 

 

 

1.- Define una visión perfectamente clara 

 

 

Una de las cosas que paraliza más al momento de definir una visión, es que ésta sea clara y concisa. Es una actividad que intimida a cualquiera porque, como menciono anteriormente, es un acto que también requiere de vulnerabilidad y de cuestionamiento. Pero te tengo una gran noticia que quizás no es tan evidente, pero que es muy real: lo que definas hoy no será para siempre. Estás en todo tu derecho de cambiar de opinión y de rumbo.

Así que, en este momento, confía en tus ideas y tu intuición. La visión que diseñes hoy no tiene que funcionar para siempre, cuando lo necesites puedes diseñar una estrategia nueva otra vez.

 

 

2.- Decide cómo quieres ser visto y recordado  

 

 

¿Cómo quieres que te recuerden?, ¿quieres ser la persona que inspira confianza, o motivación?, o ¿quieres que te vean como alguien con objetivos claros y determinación? Las respuestas que te vengan a la mente con estas preguntas son muy importantes, porque están revelando tanto tu potencial como la persona que quieres ser. Quizás estás a la mitad del camino, quizás al comienzo, o tal vez ya eres en parte esa persona.

De vez en cuando vuelve a hacerte estos cuestionamientos. Te darás cuenta de la distancia que has recorrido y de cuánto has crecido hacia donde quieres.

 

 

i  n  t  e  r  m  e  d  i  o

¿Sabías que las personas emocionalmente inteligentes se alejan de sus errores, pero sin olvidarse de ellos?

Si se mantienen los errores a una distancia segura, pero suficientemente cercanos para usarlos de referencia, nos ayudan a prepararnos para el éxito futuro. Se trata de no dejar que nos detengan en nuestro crecimiento, pero recordando las valiosas lecciones que dejaron.

 

 

3.- Encuentra a tu audiencia 

 

 

Este paso es importantísimo, porque sin la audiencia adecuada tu mensaje se puede perder. ¿A quién quieres hablarle?, se muy honesto con tu respuesta y después pregúntate por qué quieres que esa sea tu audiencia. Ahí podrás encontrar cómo enmarcar tu mensaje y cómo mandarlo para que llegue a tu audiencia ideal. 

 

 

4.- Crea un mensaje claro y consistente  

 

 

Una vez que sepas cuál es tu audiencia, puedes empezar a pulir tu mensaje. Mi recomendación es que te sientes por 15 minutos a escribir los mensajes que crees que son clave para lo que quieres comunicar, siendo totalmente exhaustivo. Y unas horas después, revísalo y analízalo, edítalo, recorta todo lo que no esté sumando en este momento.Y con esos mensajes bien pulidos, empieza a comunicarlo de diferentes maneras, experimenta con distintos medios y empieza a comenzar diálogos.

 

 

5.- Construye tu presencia digital  

 

 

Si tienes todos los puntos anteriores claros, entonces ya puedes empezar a construir una presencia digital.  

Puede resultar muy abrumador, incluso para las personas que ya son expertas en navegar el ecosistema digital, pero es mucho mejor empezar que tener identificadas todas las dinámicas de las redes sociales a la perfección. 

 

SUSCRÍBETE A LAS 5 RAZONES

Recibe mi newsletter completo: ofertas exclusivas, libros, lecciones y herramientas para elevar tu potencial profesional todos los viernes.

* Información requerida

También te podría gustar:

Aprende a preguntar para que te digan la verdad

Aprende a preguntar para que te digan la verdad

Si quieres saber verdaderamente qué opinan de tu trabajo, cambia el sentido de tus preguntas.    Tradicionalmente, cuando alguien sale de un hotel siempre le preguntan ¿cómo estuvo su estancia? Casi todo el mundo sonríe, dice las palabras de siempre, “estuvo...