Se ve tan simple que resulta complicado

by | Sep 9, 2022 | creatividad, Las 5 Razones, productividad

Según la crítica especializada, Agnes Martin realizó algunas de las obras artísticas más bellas del siglo XX. Aclamada por la crítica, nunca se preocupó por escuchar los comentarios, y aseguraba no haber leído un periódico en los últimos 50 años de su vida. 

 

No cabe la menor duda que la pintura era su pasión y habilidad natural. Dedicada a alcanzar la sencillez artística en su trabajo, Agnes destruyó algunas de sus mejores piezas porque no cumplían con sus estándares de calidad. Sus cuadros son una asombrosa mezcla entre el rigor del trabajo exigente y la naturalidad de alguien que nació para pintar. Extremadamente bellos, reflejan sencillez y complejidad, pero al mismo tiempo parecen tan simples que resulta complicado imaginar cómo lo conseguía.

 

La historia de Agnes es un ejemplo de la relación entre el trabajo y el propósito de vida, y por qué cuando hacemos trabajo con sentido y valor podemos invertir horas y horas, sin importar nada más, para alcanzar nuestro nivel más elevado. 

 

Trabajar por algo más que el reconocimiento parece una idea romántica, pero en el fondo así se han realizado los proyectos que han transformado la historia de la humanidad. 

Todos tenemos un propósito en la vida. Puede que no lo encuentras de inmediato, también puede ser que tengas que destruir u olvidar algo del trabajo que has hecho -como hizo Agnes- pero cuando lo encuentras, te resultará muy simple lo que para otros es extremadamente complicado.

 

El fin de semana, vamos a hacernos preguntas para encontrar nuestro verdadero propósito.

 

 

1.- ¿Qué estás dispuesto a hacer a pesar de todo? 

Esta pregunta está diseñada para ayudarte a descubrir qué es lo que más quieres de la vida y hasta dónde estás dispuesto a llegar por ello. ¿Por qué? Porque la respuesta te dará una indicación de cuál es tu verdadero propósito, te ayudará a identificar (y ordenar) tus prioridades y te dará claridad para lograr un mayor equilibrio en tu vida.

Al momento de hacerte la pregunta, no te censures ni limites tus respuestas. Eso lo podrás hacer después. Hacerte estas preguntas implican que estás dispuesto/a a salir de tu zona de confort, por lo que vas en un gran camino.

 

2.- ¿Qué puedes hacer por horas sin importar el tiempo que pase? 

Todos tenemos algo que nos puede absorber y llevar a un estado en el que no estamos conscientes de cuánto tiempo ha pasado. Haz un recuento de las cosas que te absorben, en las que puedes pasar horas sin sentir que estás perdiendo el tiempo.

 

Aunque, también quisiera decirte algo sobre otro tipo de actividades: no descalifiques aquello que te toma más tiempo o con lo que procrastinas. Hay muchas cosas que nos gusta mucho hacer que de repente nos cuestan trabajo, ya sea por ideas que tenemos frente a su utilidad o porque nos da miedo equivocarnos. Haz un recuento también de las actividades en las que te gustaría pasar horas haciendo pero que aún te cuesta trabajo hacer tiempo para ellas. Entre las dos respuestas, seguro que encuentras algo interesante. 

 


i  n  t  e  r  m  e  d  i  o

¿Sabías que el creador de KFC tuvo su gran éxito a los 40 años?

En 1930 Harland D. Sanders, el fundador y creador de la receta popular de la franquicia Kentuky Fried Chicken, con 40 años de edad, inventó la receta original en una pequeña freidora a presión. Él es un claro ejemplo de que nunca es tarde para reinventarnos y probar algo nuevo.


3.- ¿Qué estás haciendo que no tiene nada que ver con lo que querías hacer cuando eras más joven? 

 

Te confieso que cuando yo era pequeño quería ser veterinario. Y tenía amigos y amigas que querían ser astronautas, policías e incluso cosas chistosas como dinosaurios o sirenas. Desde pequeños comenzamos a desarrollar afinidad por las cosas que también nos gustan siendo adultos, pero también hay una transformación, completamente natural, de todo lo que pensamos y queremos.

 

Tal vez me fui demasiado lejos, cuando era pequeño quería ser veterinario, simple y sencillamente porque me gustaban mucho los gatos. Hoy, naturalmente, tengo gatos, pero no sé si podría pasar mis días tratando sus enfermedades. Hoy, disfruto mucho de aplicar mi creatividad y aprender herramientas digitales para probar constantemente mis ideas. ¿Tú qué haces hoy que no te imaginas haciendo cuando eras más joven? 

 

4.- ¿Qué puedes hacer para que el mundo sea mejor? 

 

Tengo la teoría de que nadie puede tener una satisfacción completa si no voltea a ver lo que está pasando en el mundo y busca hacer que las cosas sean mejores. Estoy seguro de que tus habilidades pueden usarse para hacer mejor este mundo.

 

Pregúntate cómo puedes generar un impacto a tu alrededor y poner en servicio de los demás lo que sabes hacer mejor.

 

 

5.-¿Qué es lo que no estás dispuesto a perder? 

 

Como en la primera pregunta, esta última está diseñada para ayudarte a descubrir qué es lo que estás dispuesto/a a negociar con los demás y qué es lo que no estás dispuesto/a a dejar ir.

 

Pero, también creo que es muy importante decirte que tu verdadero propósito no se perderá si sigues otro camino durante un tiempo. Solamente se fortalecerá una vez que hayas probado otras cosas y te hayas dado cuenta de qué es lo que realmente te importa por encima de todo (y qué es lo que has echado de menos mientras te dedicabas a hacer otra cosa).

SUSCRÍBETE A LAS 5 RAZONES

Recibe mi newsletter completo: ofertas exclusivas, libros, lecciones y herramientas para elevar tu potencial profesional todos los viernes.

* Información requerida

También te podría gustar:

Aprende a preguntar para que te digan la verdad

Aprende a preguntar para que te digan la verdad

Si quieres saber verdaderamente qué opinan de tu trabajo, cambia el sentido de tus preguntas.    Tradicionalmente, cuando alguien sale de un hotel siempre le preguntan ¿cómo estuvo su estancia? Casi todo el mundo sonríe, dice las palabras de siempre, “estuvo...