Trabaja menos, y consigue más, haz una pausa y acelera tu desarrollo profesional

by | Ago 1, 2022 | creatividad, desarrollo profesional, productividad

Trabaja menos y acelera tu desarrollo profesional

Por supuesto que es mejor trabajar duro que no trabajar, pero sabes qué es mejor que trabajar duro, trabajar enfocado. Trabaja menos y consigue más.

 

El secreto de la eficiencia no es trabajar más duro que nadie, completar muchas tareas y tener días de hasta 10 horas de trabajo continuo. La clave para conseguir más es hacer menos cosas, asegurarte que sean las prioridades y hacerlas mejor que nadie o por lo menos diferente. Puede sonar contradictorio, trabajar menos para conseguir más; qué clase de consejo raro es este sí siempre nos han enseñado que trabajar duro es el secreto del éxito.

(Versión en video)

 

La verdad es que para muchas personas, probablemente la mayoría, trabajar más tiempo es imposible, ya trabajan mucho y aun así su desarrollo profesional es mínimo, después de muchos años se encuentran en el mismo lugar y sus probabilidades para cambiar su estilo de vida son cada día menos. Nadie necesita trabajar más, para eso tenemos robots, inteligencia artificial y todas las herramientas de automatización que ya existen. Lo que necesitamos son personas que hagan una pausa, se desintoxiquen, vean las cosas con más claridad desde otro punto de vista y trabajen de manera más inteligente y enfocada. En el mundo no hace falta más trabajo, lo que hace falta es estrategia, creatividad y visión, y para eso nada como hacer una pausa y pensar.

 

Consigue más haciendo una pausa

Muchas personas pueden pensar que estoy loco o que para ellos es imposible siquiera imaginar que pueden trabajar menos. Vivimos en la era de la competencia y productividad, el temor por ser borrados y desplazados por alguien que hace más es natural, se entiende porque es parte de la cultura laboral de nuestros días. La gente piensa que trabajar muy duro o trabajar más que los demás asegura tener un empleo o levantar un negocio próspero. Pero lo que no se comenta abiertamente es que la diferencia entre un profesional eficiente y un profesional promedio no es la cantidad de trabajo que hacen, es cómo determinan sus prioridades y como se invierten el tiempo que trabajan.

 

Un profesional súper efectivo sabe que para hacer trabajo valioso y marcar diferencia tiene que involucrarse únicamente en las prioridades, y sobre todo, sabe que tiene que trabajar de manera inteligente y enfocada. Sabe que cuando trabaja, toda su atención y energía tienen que estar puestas en lo que está haciendo. Por eso estar bien física y emocionalmente es fundamental, y nadie puede estar bien y trabajar concentrado si trabaja sin descanso y espacio para la recuperación.

 

No hay duda que el descanso cumple una función de diversión y entretenimiento, evidentemente previene la fatiga y por eso sabemos que tiene un impacto directo para aumentar la productividad, restaurar la motivación y mejorar la creatividad. Hacer pausas en el trabajo de todos los días, tener tiempo para descansar y tomar vacaciones para divagar con la mente es un secreto de la productividad y el desarrollo profesional. Ahora vamos a ver por qué y cómo lo puedes hacer.

 

Tomar descansos te ayuda a concentrarte mejor

¿Te ha pasado que cuando trabajas mucho tiempo en una tarea pierdes el enfoque de lo que estás haciendo?

Es algo normal que le pasa a todo el mundo. Un estudio de la Universidad de Illinois encontró que la atención disminuye cuando se realiza el mismo trabajo por un período prolongado de tiempo, y que a medida que la atención disminuye la capacidad de concentrarse se debilita. La buena noticia es que el mismo estudio encontró que hacer pausas y descansos, aunque sean cortos, permiten mejorar el enfoque y la concentración por más tiempo.

 

Cuando se trabaja de manera constante en una sola tarea, mantener el enfoque se vuelve más difícil conforme pasa el tiempo. Por lo tanto, si tienes una tarea que requiere mucho tiempo para ser completada, asegúrate de programar pequeños descansos de manera regular para distraerte, relajar la tensión y regresar más enfocado. Lo mismo pasa si has trabajado por mucho tiempo sin tomar vacaciones, en ese caso, la acumulación de tareas, pendientes y responsabilidades hace más difícil trabajar de manera enfocada, hacer análisis y encontrar soluciones u oportunidades alternativas. Tomar vacaciones es muy importante para despejar la mente y retomar la motivación en el trabajo que se está haciendo.

 

Hacer pausas para descansar mejora el rendimiento

La productividad no se trata solo de hacer las cosas; se trata de hacer las cosas correctas y hacerlas bien. Y si quieres hacer las cosas bien, tienes que tomar descansos.

Tomar descansos está relacionado con un mejor rendimiento en el trabajo, porque una mente descansada toma mejores decisiones. En el día a día no tienes que alejarte de tus responsabilidades por horas para mejorar tu rendimiento, basta con romper la rutina unos minutos.

Un estudio de 2018 encontró que tomar “micro descansos” para levantarte del escritorio, estirarte o tomar un descanso rápido y tomar una taza de café aumenta el efecto positivo en el trabajo, lo que a su vez mejora significativamente el rendimiento. Lo importante no es hacer más, sino rendir a un nivel más elevado,

Toma descansos regulares durante el día, y programa vacaciones cada 3 o 4 meses. Las vacaciones tampoco tienen que ser grandes viajes al extranjero, si se puede hacer maravilloso, nadie está en contra de eso, pero el efecto positivo de las vacaciones no está relacionado al destino o el dinero que se invierta, el efecto viene de romper la rutina, desintoxicarse, bajar el estrés y regresar al trabajo con más ánimos e ideas. Todo eso se puede conseguir incluso sin salir de tu ciudad.

 

Descansar ayuda encontrar soluciones creativas a problemas necios

Cuando tienes una tarea difícil en la que has trabajado por largo tiempo, es probable que sientas las ganas de seguir intentando y trabajar más duro para resolver el problema, hacer otro intento, invertir más horas, todas las que sean necesarias hasta encontrar la solución y completar esa responsabilidad. Pero los problemas complejos requieren soluciones creativas, y la mejor manera de despertar la creatividad es darse un descanso.

Esta comprobado que cambiar de tarea, es decir tomar un breve descanso de la tarea en cuestión para centrarse en otra cosa, reduce la fijación cognitiva y mejora el pensamiento divergente y convergente, dos elementos centrales de creatividad. Esencialmente, cuando te tomas un descanso tu cerebro deja de fijarse en esa tarea y comienza a pensar de manera más creativa.

Por lo tanto, cuando regresas a la tarea en cuestión es más fácil verla de otra manera y es más fácil encontrar una solución nueva e innovadora.

 

Cómo puedes aprovechar los descansos para aumentar la productividad

Esto tiene que ser muy simple y divertido. Por ejemplo, sal a la calle y camina unos minutos, pasea al aire libre sin ninguna agenda en particular, nada más camina y deja volar libremente la mente. También puedes tomar descansos de atención plena, por ejemplo, meditar de manera recurrente. Esto te ayudará a volver al trabajo sintiéndote completamente renovado, rejuvenecido y listo para hacer las cosas. La meditación se ha relacionado con todo, desde un mejor enfoque hasta la disminución del estrés y el aumento de la creatividad, obviamente todo esto impulsa tu productividad y desarrollo profesional.

 

Otra manera de hacerlo es navegando en Internet. Esta práctica puede resultar controvertida porque sinceramente navegar por el Internet es una práctica muy estresante para muchas personas, pero esto no tiene nada que ver con Internet, sino los sitios que visitas. Navegar por Internet puede ser muy productivo y creativo si te enfocas en buscar ese tipo de contenidos. Evidentemente la mayor parte del contenido que se publica en redes sociales está fuera de este parámetro. Evita las redes sociales y enfócate en ver pequeños documentales, sigue a artistas, pensadores y personas creativas, deja de lado los influencers y limita al mínimo el contenido ocioso que no enriquece para nada.

 

Toma vacaciones

Por último, toma vacaciones. Mentalízate que las vacaciones no son un lujo, son una necesidad, son muy importante. Sus beneficios van desde bajar el estrés hasta aumentar la creatividad. No te envuelvas en la carrera tonta de visitar lugares exóticos o de moda, si se puede hacer perfecto, pero no inviertas de más, no compliques otras partes de tu vida para hacerlo. La idea es romper la rutina, ver otras cosas, hacer conexiones en el cerebro que se hacen solamente cuando te expones a experiencias nuevas, eso lo puedes hacer sin invertir mucho dinero o tiempo.

 

Conclusiones:

Los beneficios de involucrarse en menos cosas, es decir hacer menos, pero mejor y tomar descansos para alejarnos por algunos periodos de las responsabilidades diarias son muchos.

Entre otras cosas aumenta la productividad, nuestro trabajo es más eficiente, la salud se beneficia y tenemos más energía para trabajar en proyectos más exigentes. Si los descansos incluyen experiencias creativas, entonces aumenta la motivación y calidad de nuestras ideas. En general, tomar descansos y hacer menos nos ayuda a trabajar de manera más enfocada, elaborar una estrategia mejor y mejorar nuestra visión de todo.

También te podría gustar:

2 señales de que eres un emprendedor

2 señales de que eres un emprendedor

¿Cómo saber que tienes que dejar de hacer lo que estás haciendo y emprender? ¿Qué señales tienes que ver, qué cosas te tienen que pasar, qué tienes que sentir para darte cuenta de que es el momento de dejar el trabajo o lo que estás haciendo, porque tienes que empezar...