5 lecciones inesperadas que aprendí (este año)

by | Dic 30, 2021 | productividad

Vaya año que nos ha tocado vivir. Cuando menos podemos decir que ha sido un año raro, por momentos también ha sido duro, mucho para algunas personas, y por qué no decirlo, también ha tenido algo de formativo.

 

(Versión en video)

 

Hemos experimentado todo tipo de situaciones y emociones, hemos aprendido cosas nuevas, cosas que nunca hubiéramos imaginado; desde cosas sencillas como cocinar (mucha gente tuvo que hacerlo por primera vez), cortar el pelo, diseñar gimnasios y oficinas caseras, y por supuesto, trabajar desde casa con todos los ajustes que eso implica.

En muchos momentos tuvimos que plantarle cara a la incertidumbre, y en ese proceso sorprendernos a nosotros mismos de la capacidad de adaptación y resiliencia que tenemos, estoy seguro que si haces una reflexión vas a encontrar cosas en ti que no imaginabas que tenías o podías hacer.

Los dos años que hemos vivido en pandemia no han sido los peores años en la historia de la humanidad, pero sí han sido cansados y agotadores. Pero pensar que estamos a punto de cerrar un ciclo genera una sensación de alivio y motivación, finalmente, empezar un año siempre llena de ilusión.

 

De manera figurada, es otra oportunidad, es el momento de corregir cosas que no nos gustan, cambiar lo que está mal o nos molesta y procurar hacer las cosas mejor.

Espero que ya tengas tu evaluación anual y hayas fijado metas para el año que entra, es muy importante si de verdad quieres cambiar algo y tener un mejor año. Yo, además de la evaluación y establecer metas, hago un ejercicio un poco menos serio, pero al final también resulta muy productivo: me gusta revisar todo lo que pasó en el año para identificar cosas inesperadas que me sorprendieron, lecciones que aparecen en situaciones que no esperaba y me dejan algún aprendizaje.

 

Estas son 5 lecciones inesperadas que aprendí (este año)

 

1.- Lección 1: lo normal ya no existe

 Estoy seguro que ésta es la lección y tema central de todo el año. La normalidad solía ser a lo que estábamos acostumbrados. El lugar, las formas y los estilos donde nos sentíamos a gusto. Pero a partir de ahora, a lo único que podemos y debemos acostumbrarnos es a cambiar todos los días.

La estabilidad en el trabajo, la seguridad financiera y todo lo demás ha cambiado y ya no será como era antes. Lo normal como lo conocíamos ha desaparecido y su lugar ha sido conquistado por la adaptación constante.

 

2.- Lección 2: necesitamos menos cosas de las que tenemos y más relaciones personales

 La dificultad para trasladarnos, la prohibición para salir de casa y el desabasto de productos en tiendas físicas y virtuales ha hecho más evidente que nunca que la felicidad no radica en las cosas que tenemos o compramos sino en las relaciones que mantenemos.

Mis hábitos de compra cambiaron radicalmente. En dos años, no he comprado una sola prenda de vestir ni muchas otras cosas que compraba habitualmente, hasta la fecha nada de eso me ha hecho falta. Puedo funcionar con muchas menos cosas si tengo muchas relaciones personales.

 

3.- Lección 3: todo el mundo puede trabajar más de lo que imagina y eso no siempre está bien

Las cifras no mienten, los estudios indican que ni aun en los meses más críticos de pandemia la productividad disminuyó, al contario, muchas industrias vieron un crecimiento en sus niveles de productividad.

Encerrados en casa, sin invertir tiempo trasladándose a la oficina y cansados de la triste oferta de contenido en muchos servicios de entretenimiento, millones de personas se refugiaron en el trabajo. No sé si fue una combinación de aburrimiento, inseguridad laboral y compromiso profesional, pero el trabajo se convirtió en escape, estímulo y distracción, mucha gente trabajaba y sigue trabajando hasta altas horas de la noche y los fines de semana. Por un lado eso puede ser bueno, pero por el otro me preocupa que muchas personas no tengan pasatiempos o actividades que los ayuden a escapar del trabajo y fomentar su capacidad de análisis y creatividad. El trabajo es apenas una parte de nuestro estilo de vida, invertir más de una tercera parte en ello es desmesurado.

 

4.- Lección 4: estar solo no significa estar en soledad

Obligados a mantener sana distancia por la situación de salud, muchas personas tuvieron que esperar hasta dos años para trasladarse y visitar a la familiares y amigos.

Desde luego no es lo mismo conectar con los compañeros, amigos y la familia a través de las redes sociales, pero funcionan muy bien como herramienta para hacerse presente, conectar y mantener los lazos y la amistad de manera sana.

Estar solo no significa estar en soledad cuando aprendes y aprovechas el poder del Internet para conectar con sus compañeros, tus amigos y todos tus seres queridos.

 

5.- Lección 5: a pesar de todos los cambios, lo más importante sigue siendo lo mismo

Esta es para mí la lección más importante, porque a pesar de todos los cambios y las transformaciones, algunas radicales, no podemos ignorar que lo más importante sigue siendo que lo mismo que era antes:

 

  • Mi salud y la de mis seres queridos es la prioridad número uno
  • No hay crecimiento profesional si no hay estabilidad y crecimiento personal
  • La marca personal y el personal branding siguen siendo las divisas más importes en el trabajo y los negocios
  • Tomar un descanso sin hacer ni pensar en nada se vale y es importante
  • Todo el mundo está luchando con algo y por eso es mejor tratar a todos con el mismo respeto y atención
  • El trabajo en equipo es la única manera de alcanzar el éxito
  • Las compañías más creativas continúan dominando el mundo
  • El éxito depende del 20% de mis acciones y por eso es necesario enfocarme en las prioridades
  • La educación nunca termina
  • Puedo ajustar mis objetivos, pero no debo renunciar a mis sueños
  • En los negocios, la gente siempre es primero
  • La gente paga por el valor de las cosas y no por lo que cuestan
  • La competencia es un motor de crecimiento y aprendizaje
  • Pensar como emprendedor es la mejor manera de diseñar un estilo de vida próspero
  • Y reinventarse y celebrar el cambio es divertido y necesario

 

Ojalá mis lecciones te sirvan de algo, pero sobre todo, ojalá te animes a sacar las tuyas.

 

También te podría gustar:

Cómo tener más tiempo productivo en 2023

Cómo tener más tiempo productivo en 2023

Creo que la mayoría de nosotros vamos a estar de acuerdo en esto. Al día no le vendrían mal un par de horas más, pero no para trabajar, ya se trabaja de más. Estas horas extras deberían ser dedicadas a lo que nos gusta más, que en estricto sentido también deberían ser...