Cómo establecer objetivos y metas alcanzables

by | Dic 23, 2021 | productividad

No sé si te ha pasado, pero yo conozco muchas personas que a pesar del paso del tiempo siguen dando vueltas en el mismo lugar.

 

(Versión en video)

 

Y no es que no trabajen, al contario muchos trabajan incluso por encima del promedio, pero sencillamente no se mueven hacia delante, sus promociones, si es que tienen alguna, siempre son de manera horizontal y sus avances son tan pequeños que resultan insignificantes. Esto pasa igual con emprendedores, ejecutivos, freelance o empresarios, porque el tipo de trabajo no es determinante, lo que los tiene marcados e impide que se superen es que este tipo de personas nunca ha tomado el tiempo para establecer objetivos en ningún aspecto de su vida.

Acércate a alguno de ellos y pregúntale si sabe dónde quiere estar en 5 o 10 años. O qué logros personales, profesionales o incluso materiales necesitará haber conseguido para sentirse satisfecho, te aseguro que tiene una idea, pero no lo sabe con claridad. Peor aún, si les preguntas qué ha pasado con su carrera o vida profesional no tienen reparo en culpar a la suerte de no haber crecido lo suficiente, no atinan a reconocer que es imposible alcanzar una meta que no se ha establecido ni se ha diseñado un plan para conseguirla.

 

Establecer metas de manera seria te permite tomar el control absoluto de tu vida, maximizar todos tus recursos, enfocar tus habilidades y energía, trabajar con mayor responsabilidad, mantenerte motivado y vivir una vida mejor.

Independientemente de su situación, ¿a quien no le gustaría vivir una vida mejor?

Todo esto con el simple ejercicio de definir qué quieres y tienes que hacer, además de dibujar un plan para conseguirlo.

 

 

Si estás listo para conseguir cualquier cosa que quieras alcanzar, experimentar la adrenalina del éxito, conocer personas extraordinarias y vivir la mejor vida que puedas tener, te invito a establecer objetivos alcanzables con estos 4 pasos sencillos:

1.- Define las categorías en las que quieres trabajar, mejorar y alcanzar objetivos relevantes

Por supuesto que conseguir un balance entre vida personal y profesional es importante, siempre sugiero tener objetivos en todos los aspectos de la vida, pero si nunca has hecho este ejercicio no seas tan ambicioso como para sentirte muy presionando y abandonar todo en un par de meses. Define qué áreas necesitan mayor atención ahora mismo y cuáles pueden tener un efecto positivo en todo tu estilo de vida. Las categorías por las que puedes empezar son el trabajo, la carrera profesional, el estado físico, tu negocio, las relaciones profesionales o las finanzas.

 

2.- Establece de 2 a 5 objetivos para cada una de esas categorías y escríbelos en un cuaderno o diario físico

No se trata únicamente de escribir lo primero que se te venga a la cabeza, piénsalo bien porque cada objetivo tiene que ser muy especifico, medible, alcanzable, relevante y debe tener una fecha límite. Como ejemplo, podemos decir que no se trata nada más de ahorrar, tienes que definir exactamente cuánto dinero y en cuánto tiempo tienes que hacerlo.

No quieras comerte el mundo de la noche a la mañana, si fijas propósitos imposibles de alcanzar lejos de ayudarte te causarás daño y frustración. Los objetivos tienen que darte un poco de miedo, motivarte, deben tener un gran significado para ti y tu gente cercana, piensa en cosas que te hagan sentir bien cuando se completen y quieras compartir con todo el mundo. Cuando nuestros objetivos al mismo tiempo ayudan a crecer a otras personas el efecto dominó genera tal pasión que es difícil no cumplir con alguna de las tareas.

 

3.- Escribe todas las acciones que necesitas realizar para alcanzar cada objetivo

En pocas palabras, elabora un plan de acción que incluya todas las tareas que se tienen que hacer para conseguir un objetivo, no dejes nada fuera, considera incluso las más pequeñas, piensa que nada es insignificante en el camino al éxito.

Recuerda que las tareas no son aisladas, es una cadena de pequeños logros que en conjunto suman una fuerza imparable.

Procura iniciar con las actividades más sencillas e incrementa poco a poco la dificultad, la intención es fortalecer tu confianza y utilizarla a tu favor para completar tareas más complejas.

 

4.- Fija recordatorios y evaluaciones intermedias

Ya tienes las categorías, objetivos y acciones por completar. Ahora necesitas marcarlas en tu calendario y fijar las fechas de revisión. No dejes pasar mucho tiempo entre revisión y revisión, inicialmente yo siempre recomiendo hacer fiscalizaciones semanales y con el paso del tiempo extenderlas un poco más.

Además siempre sugiero hacer evaluaciones intermedias el último viernes del mes cada 4 meses. Esto te permite ver fácilmente dónde vas a tiempo, dónde estás retrasado y hacer los ajustes necesarios.

 

 

Conclusión:

Para concluir podemos decir que quien vive una vida sin establecer objetivos que lo mantengan motivado corre el riesgo de pasar la vida entera sin alcanzar metas sobresalientes y nunca sentirse pleno y satisfecho. Esto no quiere decir que sea una vida mala, pero es un desperdicio, porque no estarías aprovechando tus capacidades al máximo para tu bienestar ni para la gente importante para ti.

Deja de vivir en piloto automático, por unos minutos piensa de manera egoísta en ti y establece los objetivos que te permitan vivir una vida llena experiencias, creatividad y aventuras. Recuerda, si el objetivo no te da un poco de miedo cuando lo piensas, no te ayudará a liberar todo tu potencial.

Por último, te voy a compartir un pequeño truco que yo tengo:

Determino un tema para el año completo, por ejemplo, el año de la estabilidad financiera, el año de ahorrar, el año de crecimiento espiritual, el año para emprender. etc. Esto me ayuda a poner todos los objetivos, sin importar la categoría bajo un mismo paraguas y maximizar todos tus recursos en una sola dirección. Desde que lo hago, los avances son más grandes y rápidos

 

También te podría gustar:

Cómo tener más tiempo productivo en 2023

Cómo tener más tiempo productivo en 2023

Creo que la mayoría de nosotros vamos a estar de acuerdo en esto. Al día no le vendrían mal un par de horas más, pero no para trabajar, ya se trabaja de más. Estas horas extras deberían ser dedicadas a lo que nos gusta más, que en estricto sentido también deberían ser...