Mi guía para pensar de manera más creativa

by | Feb 3, 2022 | productividad

¿Qué es el pensamiento creativo?

Dicho de la manera más sencilla, el pensamiento creativo es la capacidad de abordar un problema o desafío desde una perspectiva nueva y diferente, significa ver las cosas desde un ángulo alternativo o con una mentalidad atípica. Esto puede ser tan sencillo como pensar fuera de la caja para utilizar técnicas, ideas o herramientas de una industria o trabajo y aplicarlas a otra, o algo más elaborado como crear soluciones completamente nuevas, disruptivas e innovadoras.

Hay algunos métodos probados que pueden ayudar a ser más creativos, yo estoy convencido que no es cierto que se necesitan habilidades tradicionalmente asociadas como la creatividad. Me refiero a cosas como escribir, pintar o actuar, es bueno tenerlas, pero no son estrictamente necesarias. Para mí, todos podemos ser creativos, siempre y cuando estemos dispuestos a explorar técnicas o enfoques diferentes en lo que estamos trabajando. Para ser creativo, lo único que realmente se necesita es estar dispuesto a experimentar.

 

(versión en video)

 

¿Por qué es importante el pensamiento creativo?

A medida que las organizaciones y las personas crecen, suelen desarrollar habilidades o formas de trabajar que les dan buenos resultados. Por supuesto, es importante tener prácticas y procesos de trabajo sólidos con los que nos sentimos cómodos y conseguimos objetivos. Es bueno repetir lo que nos ha funcionado y explotarlo hasta su capacidad máxima, pero hacer siempre lo mismo, y hacerlo de la misma manera conduce al estancamiento, cuando dejas de innovar, estás a un paso de dejar de crecer, y en un ecosistema como el que vivimos hoy, estás a punto de quedar obsoleto y ser irrelevante.

El pensamiento creativo es importante porque impulsa ideas nuevas, nos obliga o facilita ver las cosas de otra manera, aprender otra vez y crear espacios seguros para la experimentación y la toma de riesgos.

En pocas palabras, la creatividad y el pensamiento creativo son la razón por la que algunas empresas y personas se atreven a crear productos o servicios nuevos, resolver los problemas que nadie se ha atrevido y en el camino sorprender a sus clientes o consumidores, la creatividad es parte importante de tener éxito y crecer profesionalmente.

 

¿Cuáles son los beneficios del pensamiento creativo?

Utilizar el pensamiento creativo en el trabajo produce beneficios no solo en las formas en que resolvemos problemas, sino también en la forma en que abordamos todo. La creatividad es realmente una manera de comportarse, una cultura, un estilo de vida.

Una vez que lo adoptas y te asumes como alguien creativo – te recuerdo que todo el mundo puede serlo – utilizas la creatividad en todo lo que haces. Entonces, te conviertes en un profesional mas valioso y productivo. Porque las ideas que desarrollas te pueden ayudar a resolver problemas de cualquier índole en el trabajo, generar más oportunidades de negocios, si ya tienes una compañía, puedes mejorar tus productos o servicios, además, los profesionales creativos – esto está comprobado – son personas más felices, sanas y resilientes.

La creatividad no está peleada con el talento, la preparación o el enfoque, más bien es un “booster” o refuerzo para todas ellas, es la herramienta que permite utilizar tus conocimientos y habilidades más allá de los límites que has alcanzado antes.

 

Para entender de manera concreta los beneficios del pensamiento creativo, hazte estas dos preguntas:

¿Cómo consigo las cosas que quiero? y ¿cómo resuelvo este problema? – me refiero a cualquier problema.

¿Te lo has preguntado antes? ¿te has encontrado en una situación en la que tienes que resolver alguna de esas interrogantes?

Estoy seguro de que sí, y si has encontrado las respuestas es porque ya piensas como un creativo, pero si todavía no, entonces ahora entiendes por qué es tan importante empezar a hacerlo. Porque nadie que pretenda o necesite crecer profesionalmente puede escaparse de desarrollar su pensamiento creativo, ya que la creatividad es el mecanismo que se utiliza para resolver cualquier dilema: desde enviar un hombre a la luna, escribir una obra de teatro u organizar una rutina de trabajo.

Ahora bien, hay personas que de manera natural tienden a utilizar más la imaginación, pero eso no quiere decir que alguien más no pueda aprender a hacerlo.

En mi caso, la creatividad me ha ayudado a escribir artículos para blogs, desarrollar conceptos de programas de radio y televisión, hacer este programa y otras cosas orientadas al marketing y la creación de contenido, pero no nada más eso, también me ayuda a administrar mejor el tiempo, el dinero y la energía, a construir mejores relaciones, a promover mi aprendizaje y el de otros entre muchas cosas más.

Imagina un par de situaciones profesionales que quieres mejorar o cambiar, te aseguro, sea lo que sea, pensar de manera creativa es la manera de resolverlo. ¿No sabes cómo hacerlo?

A continuación, voy a compartir algunas de las estrategias o rutinas que personalmente utilizo para estimular mi pensamiento creativo todos los días.

 

Mis estrategias para alimentar mi pensamiento creativo de manera constante:

 

1.    Me doy permiso de experimentar con todo

Ya sea en a vida personal o profesional, para mí, una habilidad creativa básica es la capacidad de experimentar y probar cosas nuevas.

Cuando intentas cosas nuevas y cambias el curso natural de las situaciones, corres el riesgo de que algo salga mal y entonces ser criticado.

Esto, quiero decir el temor a ser juzgado y señalado porque algo salió mal, limita a muchos profesionales a pensar de manera creativa. Por eso, el concepto de experimentar es tan importante, ya que todos sabemos que un experimento puede salir mal y eso no está mal visto, porque al experimentar lo que pretendes es obtener información y conocimiento que vas a utilizar para encontrar una solución definitiva.

Un emprendedor experimenta todo el tiempo, intenta cosas nuevas sin tener la certeza que van a funcionar, pero entiende que es el proceso necesario para mejorar su producto. En mi caso, este programa ha cambiado muchas veces de formato, todo el tiempo estoy incluyendo secciones nuevas que pretenden hacer un mejor programa y conectar con más audiencia, yo no sé exactamente qué va a funcionar, pero estoy dispuesto a averiguarlo experimentando todo el tiempo.

Un experimento te permite probar una hipótesis, aprender y corregir para mejorar. Porque ser creativo no quiere decir que eres perfecto, que sabes todo lo que sabes que va a funcionar, quiere decir que eres atrevido, y que estás dispuesto a experimentar hasta encontrar lo que funciona.

La experimentación no es sinónimo de creatividad, si experimentas una y otra vez, pero no aprendes, no corriges y nunca encuentras una solución, tus ideas son nada más ocurrencias, la creatividad es la imaginación que sirve, funciona y ayuda a resolver problemas y la experimentación es el lugar para comenzar una vida creativa.

 

 

2.    Soy una persona atrevida

Ser atrevido también puede entenderse como ser de mentalidad abierta, otro elemento indispensable para fomentar el pensamiento creativo. Porque ser de mente abierta significa no cerrarse a las mismas ideas de siempre, quiere decir que eres receptivo a diferentes formas de pensar y que estás dispuesto a explorar y aprender.

Al principio del programa hablamos sobre la idea de observar qué funcionaba en una industria o negocio y adaptarlo a tu trabajo, ese es el ejemplo de un profesional de mentalidad abierta. Alguien capaz de entender qué funciona en un terreno completamente diferente, procesarlo, entenderlo y adaptarlo.

Ser atrevido también está relacionado a la curiosidad, en mi caso no es difícil, lo hago de manera natural, me gusta investigar, aprender cosas nuevas y entender el por qué de las cosas. Estoy seguro que también tu puedes hacerlo, es cuestión de identificar un tema que te guste mucho e intentar aprender lo más que puedas de ello.

Te doy un ejemplo, personalmente me gusta viajar y la historia, así que cuando viajo, siempre procuro ir por lo menos a una ciudad en la que nunca había estado antes y probar comida local, lo que sea, no importa, no tengo límites, entiendo que no todo me va a gustar, pero así he encontrado algunas joyas que se quedan conmigo para siempre. Adicionalmente, me gusta conectar todos los hechos, y descubrir por qué un platillo tradicional es tan importante para su gente y qué elementos de otras culturas lo han enriquecido. Te aseguro, todos los platillos tradicionales del mundo tienen historias increíbles, inténtalo.

Obviamente no lo hago nada más cuando viajo, cómo hablamos antes, pensar de manera creativa es un estilo de vida, así que aquí mismo, en Miami, me gusta explorar comida de otros lugares, ir a restaurantes de todo tipo de comida y explorar, atreverme y conocer.

Te puedes estar preguntando, ¿qué diablos tiene que ver todo esto con la creatividad?

Mucho, ser creativo significa que eres atrevido, curioso y abierto a otras ideas, que te gusta aprender y armar historias. Lo mismo que hago con la comida lo hago con otras cosas. Otro ejemplo, para hacer este programa, veo muchos videos de temas que no tienen nada que ver con lo que yo hago, lo que busco en ellos son técnicas de producción que si las adapto me ayudan a tener un mejor canal. ¿Por qué no lo intentas con lo que haces?

Pero mucha atención, ser creativo no quiere decir que tienes que aceptar todas las ideas que vienen de fuera, así como te dije que no toda la comida que he probado me ha gustado, no todas las ideas de alguien más tengo que aceptarlas, pero las escucho y aprendo, porque tal vez esa misma idea con algunos ajustes es la solución perfecta para lo que yo estoy buscando.

Para ser creativo tienes que ser abierto, pero si eres demasiado corres el riesgo de perder tu punto de vista, tu autenticidad, y eso no puedes permitirlo, es importante que cuando hagas algo, a pesar de haber sido influenciado por cosas que viste y aprendiste de otros, se sepa que esa es tu visión particular.

 

3.    Todo lo pienso de manera alternativa

Todo el mundo le llama pensamiento lateral, yo le digo pensamiento alternativo, me gusta más, tiene más que ver con mi manera de ser.

El pensamiento alternativo significa no utilizar el razonamiento o lógica tradicional de manera inmediata, y encontrar un enfoque diferente – alternativo – para resolver un problema.

En términos generales, el pensamiento alternativo a menudo significa dar un paso atrás y considerar soluciones o enfoques fuera de lo inmediatamente obvio, hacer las cosas como nadie más las hace.

Un peligro potencial con el pensamiento alternativo es dedicar demasiado tiempo para buscar soluciones diferentes a problemas

que no los necesitan. No todos los problemas necesitan ser resueltos de otra manera, muchas veces la mejor solución podría ser la más sencilla y tradicional. Hay que aprovechar el conocimiento existente y evaluar un problema antes de intentar algo radical para evitar la pérdida de tiempo.

 

4.    Consumo contenido muy diverso

Consumir de manera natural y cotidiana contenido de diferentes tipos es muy benéfico para mi pensamiento creativo. Después de todo, la información que absorbemos se puede combinar, mezclar y utilizar de varias maneras para diferentes situaciones. Por eso, de manera intencional leo blogs ajenos a mi trabajo, escucho y veo noticas en canales con los que no estoy de acuerdo, escucho música que no es mi favorita, etc., etc., etc.

Si algo no me gusta, o no comparto su punto de vista no quiere decir que no están haciendo algo bien, algo de lo que yo puedo aprender. La información aplicada se convierte en conocimiento sin importar de dónde viene, además que como hablamos antes, la creatividad también es adaptar cosas que funcionan en otras industrias a nuestro trabajo.

Voy a poner un ejemplo muy sencillo. No soy aficionado al fútbol americano, no me gusta y nunca he conectado con la cultura que se genera alrededor de los juegos, jugadores o equipos. No organizo mis fines de semana pensando en quien juega ni nada por el estilo, podría pasar toda la vida sin ver un Super bowl, o puedo utilizar el pensamiento alternativo y compartir con las personas que les gusta, ir a ver el juego a casa de amigos y platicar con ellos, entender qué significa, por qué es tan importante y qué herramientas de marketing se utilizan para conectar con los fanáticos. Si analizo todo desde un punto de vista diferente – alternativo – puedo pasármelo bien, fortalecer mis relaciones y aprender algo diferente. No quiere decir que yo puedo aplicar las mismas estrategias, pero sí puedo adaptarlas a lo que yo necesito.

Eso mismo se puede hacer casi con todo el contenido, especialmente el que existe en el Internet. Yo recomiendo visitar diferentes canales de YouTube y perfiles de redes sociales a los que no estés acostumbrado, preferiblemente aquellos que traten temas que no consumes habitualmente, y desde luego no verlos con ojos críticos, sino con una actitud de análisis y aprendizaje.

Esto también aplica a los diferentes tipos de medios o plataformas, si todo lo consumes en video, empieza a leer de vez en cuando, escucha un podcast o audio libro y así sucesivamente.

 

5.    Construyo redes de creatividad

Esto suena muy sofisticado, pero la verdad es todo lo contrario, se trata de relacionarme con personas creativas de cualquier industria e intercambiar puntos de vista con ellos.

Interactuar con tus compañeros o amigos de toda la vida es una excelente manera de ejercitar tu creatividad. Pero es mucho mejor cuando estas personas tienen experiencias y puntos de vista diferentes al tuyo. Ahora, para ponerle la joya de la corona, es ideal si estas personas también están interesadas en la creatividad, porque estarán interesadas en tus ideas y te motivarán a mejorar.

Para mantener el pensamiento creativo y las habilidades técnicas en constante desarrollo se pueden construir este tipo de grupos – o redes – en plataformas como WhatsApp, y compartir ideas, noticias, retos para aprender del punto de vista de muchas personas. Personalmente, cuando comparto algo, lo hago de manera abierta, no pretendo imponer mi punto de vista, siempre lo hago con alguna pregunta tipo, ¿qué les parece esto? o ¿cómo resolveríamos esto en 5 minutos?

Se trata de divertirnos y aprender, dejar volar la imaginación y construir un portafolio de ideas que se pueden utilizar más adelante.

Todo el mundo puede hacer esto, todos – eso creo – estamos en algunos cuantos chats de WhatsApp en lo que podemos empezar.

 

 

Conclusión:

Ya vimos la importancia del pensamiento creativo, los beneficios de utilizarlo y algunas técnicas que yo utilizo para provocarlo de manera constante. No son todas, hay muchas más que se pueden intercambiar de acuerdo con el momento. En otro programa vamos a profundizar en ellas, hoy nada más voy a mencionarlas, porque tal vez ya las utilizas y puedes compartir algo aquí, en los comentarios del programa.

Me gusta mucho colaborar, trabajar en equipo y hacer reuniones para tener lluvia de ideas. Otra técnica es la simplificación, intento reducir todo a su mínima expresión, eso me obliga a pensar mucho para eliminar lo que sobra, pero no perder la esencia de nada de lo que quiero hacer o comunicar.

Para terminar, quiero dejarte esta idea, la creatividad es utilizar la a imaginación para resolver problemas. No se trata de tener las ideas más locas que nunca se puede realizar, o ser extravagante en lo que hacemos y como lucimos, eso son ocurrencias.

La creatividad es un estilo de vida, una manera de pensar y comportarnos para mejorar constantemente y vivir como nosotros queremos.

 

 

También te podría gustar:

Cómo tener más tiempo productivo en 2023

Cómo tener más tiempo productivo en 2023

Creo que la mayoría de nosotros vamos a estar de acuerdo en esto. Al día no le vendrían mal un par de horas más, pero no para trabajar, ya se trabaja de más. Estas horas extras deberían ser dedicadas a lo que nos gusta más, que en estricto sentido también deberían ser...