Por qué leer no te hace más inteligente (automáticamente)

by | Ene 14, 2022 | productividad

Claro, ya sabemos que tenemos que leer. Porque según el consenso popular, leer está directamente relacionado con la inteligencia y el éxito.

 

Con ese concepto en la cabeza, lo lógico no solo es leer, sino leer mucho, leer todo lo que nos recomiendan: a los clásicos, los best sellers y todo lo que se nos atraviesa. Sacar ventaja del momento que vivimos y descargar audiolibros, libros electrónicos o subscribirnos a las plataformas de lectura ilimitada para aprovechar cada minuto que tenemos aprendiendo algo nuevo. Por supuesto que leer ayuda y nos puede hacer más inteligentes, es una de las mejores maneras de invertir el tiempo. Pero sus beneficios no tienen nada que ver con la cantidad de libros que leemos sino con la intención con la que lo hagamos. Antes de decidir qué o cuántos libros vas a leer este año, pregúntate: ¿para qué quieres leer?, ¿sólo para impresionar a alguien o de verdad quieres mejorar o aprender algo? Leer (en el concepto original del aprendizaje) no significa meter información sin sentido a la cabeza, para que sea de provecho la lectura tiene que tener un objetivo específico. Por eso la información tiene que ser filtrada, analizada, comparada y puesta a prueba. Es precisamente ese proceso el debate -el estudio y la comprobación de la información- lo que nos hace más inteligentes. Leer, incluso cuando se utiliza como un pasatiempo, tiene que ser visto como un ejercicio, y como tal requiere de toda tu atención y energía. Si estás corriendo una carrera para leer muchos libros, más que el año pasado o más que los que leen tus amigos, mi recomendación es que lo pienses dos veces. No apresures el paso para sumar autores, libros y páginas recorridas, eso puede impresionar a unos cuantos, pero a la larga no te hace más inteligente. Mejor establece muy bien qué necesitas, después busca a los dos o tres mejores autores en el tema y lee sus libros una, dos o tres veces. Tu aprendizaje será mayor, aprovecharás más su conocimiento y entonces sí, podrás decir que leer te ha hecho más inteligente. Los libros se mantienen como son, pero nadie hace la misma lectura dos veces. Las 5 razones de la semana proponen leer menos libros, pero leerlos más de una vez por estas cinco buenas razones
 

1.-  Recuerdas mejor la información

Cuando estás leyendo un libro, tu cerebro no puedo almacenarlo todo. Cuando cierras el libro, tu cerebro recuerda algunas cosas de lo que leíste, permanecen como flotando, como si se estuvieran formando las cosas en tu memoria, pero no completamente. Al leer de nuevo el libro, tu cerebro no se distrae tratando de entender lo que está leyendo por primera vez, y puedes absorber y pensar mejor la información.La repetición es clave para tener algo bien consolidado en la memoria y eventualmente conectará con nueva información que obtendrás cuando leas algo nuevo, ayudándote a hacer conexiones más profundas entre lo que ya tienes dominado y la nueva información.

 

2.- Confirmas ideas y conceptos

Al leer el mismo libro varias veces, podrás obtener conocimientos y conceptos más sólidos para aplicarlos en tu vida. Mi recomendación es que le dediques por lo menos un mes a cada libro que leas (dependiendo, claro, de lo denso o largo que sea). Platica con tus amigos y tu familia las ideas que estás explorando, cuestiónate si resuenan contigo y por qué, dale tiempo y espacio a la reflexión que te dispara el libro.Esto hará que tus convicciones estén bien fundamentadas en un proceso de exploración y cuestionamiento que no te puede dar la lectura rápida. 
   

i  n  t  e  r  m  e  d  i  o

¿Sabías que aún no entendemos cómo funciona el proceso de pensar? No al 100%. El académico e investigador Hector Levesque se dedica a estudiar la inteligencia artificial y aunque menciona que sabemos más del cerebro hoy de lo que sabíamos hace diez años, seguimos sin saber cómo es que pensamos. 
 

3.- Descubres cosas que no estabas listo para aprender

Leer libros varias veces te hace descubrir cosas que no estabas listo para aprender. Quizás hasta estabas buscando la solución a un problema, o respuestas a preguntas, o caminos por donde orientar tu exploración de algún concepto o idea y no lo sabías hasta leer un libro a profundidad.Que un libro te sorprenda de esta manera parece hasta mágico, revelándote cosas que no sabías. Leer te permite abrirte a la posibilidad de descubrir cosas nuevas constantemente y alimentar tu curiosidad.

 

4.- Tomas mejores decisiones

Cuando estás enfocado en leer muchos libros te puedes perder los detalles o consejos importantes que podrían ser vitales para conseguir lo que quieres. Ser exhaustivo en la lectura te ayuda a entrenar esta habilidad para todo lo demás fuera de los libros, te ayuda a analizar las situaciones que tienes enfrente y tomar decisiones con mayor eficiencia y con menos nervios o inseguridad. 

 

5.-  Confirmas cuánto has avanzado

Estamos empezando un año nuevo y estoy seguro de que no soy el único que piensa en el mismo momento hace un año y se siente bien al darse cuenta de que ha crecido. Porque puedo voltearme en este momento y darle un vistazo a mi librero y pensar en qué es lo que he puesto en marcha desde que leí esos libros.Podría contarte, de hecho, las cosas prácticas que he hecho con la mayoría de los libros que tengo en mi librero. De vez en cuando los abro de nuevo para consultar y darme cuenta, felizmente, de que los he aprovechado de la mejor forma: aplicando el conocimiento a mi vida diaria y a mis objetivos. 

También te podría gustar:

Cómo tener más tiempo productivo en 2023

Cómo tener más tiempo productivo en 2023

Creo que la mayoría de nosotros vamos a estar de acuerdo en esto. Al día no le vendrían mal un par de horas más, pero no para trabajar, ya se trabaja de más. Estas horas extras deberían ser dedicadas a lo que nos gusta más, que en estricto sentido también deberían ser...