Un título universitario y mucha experiencia pueden hacerte mucho daño (en la era digital)

by | Sep 26, 2022 | creatividad, desarrollo profesional, marca personal, productividad

Espero que no te enojes con lo que voy a decir, no lo hago para molestar, pero a muchas personas no les gusta escuchar que los años de experiencia y el título universitario que tienen, lejos de ser una ventaja profesional puede ser un problema muy grave en el mundo que vivimos.  

 

(Versión en video)

Yo creo que en el fondo se sienten incómodos, incluso amenazados e inseguros porque de alguna manera saben que es cierto, no están listos para los cambios y se empiezan a dar cuenta que lo que servía en el pasado para tener una carrera o crear un negocio ya no es ninguna garantía de nada.  

 

El mundo cambiante y digital

 

Lo vemos todos los días, no hay industria, trabajo o negocios que no haya cambiado de una manera u otra en los últimos años, pero la característica más importante de estos cambios es que son impulsados por personas con poca preparación o experiencia en esa industria, pero que tienen mucha creatividad, mucha visión de largo plazo y sobre todo, un entendimiento muy profundo de las posibilidades que se pueden crear en el mundo digital que vivimos. 

 

Ejemplos sobran, van desde las compañías gigantes como Netflix que reinventó en unos cuantos años la industria de la televisión y renta de películas, hasta pequeñas Startups como Kavak, una aplicación que revolucionó por completo la venta de autos usados. Ejemplos como estos demuestran que las compañías más relevantes y que encabezan la transformación en su terreno, han dejado de contratar y formar sus equipos en base a experiencia o títulos universitarios.  

 

Las habilidades necesarias para sobresalir en el futuro cambiaron y su transformación continua todos los días, si no te has dado cuenta, y no las has empezado a aprender, entonces un título universitario con preparación demasiado cuadrada, o muchos años de experiencia sin actualizar tu visión, conocimientos y manera de hacer las cosas se han convertido en una desventaja profesional.        

 

 

La clave es el cambio

 

La palabra clave en este momento es cambio, desafortunadamente, tener mucha experiencia en un trabajo o estudiar una carrera de la manera tradicional, lejos de prepararte para cambiar te empuja a evitarlo, convirtiéndote en un profesional muy vulnerable.  

Es normal que cuando dominas tu profesión te sientas seguro, a gusto y lo que menos quieras sea cambiar. El problema es que entonces dejas de ver oportunidades, y en un mundo tan cambiante como el de hoy, donde las oportunidades se crean y desaparecen todos los días, eso es muy peligroso.  

Obviamente la preparación universitaria y experiencia son importantes, incluso en algunas profesiones es necesario tener estudios universitarios y otras acreditaciones para poder trabajar, pero ya no son definitivos.  

El título y la experiencia ayudan a conseguir un empleo, pero las estadísticas dicen que esos empleos tienen pocas expectativas de crecimientos y desarrollo profesional, porque personas con menos competencias universitarias, pero más habilidades blandas, entre las que podemos mencionar la creatividad, la empatía, el autoconocimiento, la preparación continua y el liderazgo, entre otras, están tomando las posiciones más importantes en algunas organizaciones, o directamente están empezando sus negocios porque no quieren depender de nadie más. 

 

 

Utiliza tus capacidades a su máxima expresión 

 

Encontrar algo que te gusta, te apasiona y en lo que eres bueno es muy importante, porque no todo el mundo lo consigue. Por eso, me parece muy triste, que, si estudiaste una carrera universitaria, o si tienes muchos años de experiencia, hoy no puedas aprovecharlos y al contrario, debido a eso te encuentres en una situación de desventaja.  

 

El conocimiento es poder, pero únicamente cuando se utiliza. Hoy, para aprovechar todo lo que sabes, utilizarlo de acuerdo a las necesidades del mercado y vivir como se te antoje, tienes que estar dispuesto a cambiar. No tienes que olvidar lo que aprendiste, algunas veces puede ser que sí, que sea necesario aprender todo otra vez, pero generalmente, lo único que tienes que hacer es adaptar tus capacidades. Sacudirte la rigidez que viene con los años de experiencia y educación tradicional, para orientar nuevamente lo que haces.  

 

Por ejemplo, alguien que estudió periodismo hace mucho tiempo, que ha hecho su trabajo de determinada manera y que incluso así le fue muy bien por algunos años. Hoy, no tiene que olvidar lo más importante de su profesión, pero tiene que ser consciente que la información se transmite de manera diferente, y que para mantenerse vigente y con influencia tendrá que desarrollar otras habilidades, por ejemplo, hacer videos cortos para redes sociales, hacer editoriales de 280 caracteres para Twitter y otras más. Para evitar que el título o su experiencia le hagan daño, esta persona debería dejar de decir que su profesión es ser periodista y empezar a decir que se dedica a informar a la gente. 

 

En tú caso, piensa, ¿qué ha cambiado en tu trabajo? ¿qué cosas tienes que adaptar para aprovechar tu experiencia y sacarle ventaja en lugar de verte perjudicado por seguir haciendo las cosas de la misma manera? 

   

 

Hay muchos caminos hacia un futuro exitoso  

 

No hay una sola manera de hacer nada en la vida, por eso también tenemos que ser consientes y honestos para reconocer que hay muchas oportunidades, bien remuneradas, gratificantes y dignas fuera del camino tradicional de estudiar, trabajar y acumular experiencia. Hoy, algunos de los trabajos más solicitados no requieren de una preparación universitaria, y en algunas ocasiones tampoco se necesita mucha experiencia.  

 

Trabajos relacionados con la tecnología, el turismo e incluso la salud entre otras cosas, muchas veces requieren nada más de estudios a nivel técnico; conocimientos que se pueden aprender incluso de manera informal. Y que si refuerzas con las habilidades blandas más importantes, puedes no solo encontrar un buen trabajo sino empezar un negocio con base en eso. Nunca es demasiado tarde para empezar, sobre todo porque cualquier estudio o experiencia se puede reorientar y utilizar otra vez.  

 

Así que no dejes que un título que hoy parece viejo, muchos años de experiencia o las ganas de hacer otra cosa se conviertan en algo que te limita, adáptalos, aprende habilidades nuevas, hazlo de manera no formal y enriquece tu capital profesional. 

 

 

Conclusiones: 

 

Tener estudios universitarios y mucha experiencia haciendo un trabajo son una ventaja solamente si eres capaz de actualizar tus conocimientos, adaptarlos y desarrollar productos o servicios útiles para este momento.  

No te límites a una sola visión de tu trabajo o negocio, aprende cosas nuevas, ve todo desde varios puntos de vista y adapta constantemente lo que sabes y cómo haces las cosas, así tu experiencia será un capital invaluable, de otra manera será tu peor amenaza.    

También te podría gustar:

2 señales de que eres un emprendedor

2 señales de que eres un emprendedor

¿Cómo saber que tienes que dejar de hacer lo que estás haciendo y emprender? ¿Qué señales tienes que ver, qué cosas te tienen que pasar, qué tienes que sentir para darte cuenta de que es el momento de dejar el trabajo o lo que estás haciendo, porque tienes que empezar...